2018 Destacado Iglesia Juticalpa Sin categoría Tema de la Semana

Cada diez años se registra la profanación de un templo


Robos, maltrato de imágenes y robo de Hostias consagradas, son los delitos que más se registran, sobre todo en templos coloniales

 

Redacción Suyapa Medios

www.suyapamedios.com

Las alarmas en la Iglesia de Honduras se encendieron el pasado viernes 26 de octubre, cuando se reportaba que en Marale al noreste de Francisco Morazán,  había ocurrido lo impensable;  el Sagrario donde se encuentra el Santísimo Sacramento, había sufrido profanación, en donde las Hostias consagradas, fueron sacadas del copón y llevadas a una mesa, para ser destruirlas y  pisoteadas, además de otras situaciones que se convirtieron en una falta total de respeto a la Eucaristía.

La feligresía de esta comunidad se unió en la Santa Misa para adorar al Santísimo Sacramento en un acto de desagravio; concluyendo en decretar 40 días de expiación para poder dejar nuevamente el cuerpo de nuestro Señor Jesucristo en un lugar nuevamente digno.

El problema no fue el ataque al templo como tal, sino las consecuencias de lo que implica, y lo que comporta este acto, el cual es considerado como un sacrilegio por parte de la Iglesia Católica

FOTO PARA DATO.jpg
Sacrílego// El último hecho se registró en Marale, Francisco Morazán, donde se rompió la puerta del Sagrario. 

Conceptos

Hay que comenzar diciendo que un sacrilegio; según algunos diccionarios: es un acto o discurso que representa una falta de respeto por aquellos objetos, personas o símbolos que otros consideran sagrados. Se denomina sacrílego a quien lo comete, y si su acto constituye un crimen deliberado contra un objeto sagrado, se suele hablar de profanación.

Eso nos lleva a  preguntarnos; ¿Qué es una profanación?  es el tratamiento ultrajante o irrespetuoso que se hace de algo que se considera sagrado o digno de respeto, pero en este caso la profanación de la Eucaristía es el acto de arrojar o retener la hostia consagrada y por extensión cualquier acto voluntario de abierto desprecio hacia la misma; la Iglesia manda que quien sea encontrado culpable de profanación, será sometido a la pena de la excomunión latae sententiae; que es un término latino utilizado en el Código de Derecho Canónico, que literalmente quiere decir “pena (ya) impuesta” por hecho mismo de hacer el acto.

Penas

Ante esto el Vicario General de la Arquidiócesis, presbítero Carlo Magno Núñez, nos explicó que este hecho lamentable tiene una pena de excomunión directa. “los textos legislativos aclaran en el Canon 1367 del Código de Derecho Canónico que: “quien arroja por tierra las especies consagradas, o las lleva o retiene con una finalidad sacrílega, incurre en excomunión latae sententiae reservada a la Sede Apostólica; el clérigo puede ser castigado además con otra pena, sin excluir la expulsión del estado clerical”.

FOTO SEGUNDA.JPG
Expiación//Desde el pasado 28 de octubre hasta el 6 de Diciembre se ha hecho un llamado a la oración.

El Vicario y también Rector de la Basílica de Suyapa, asegura que este hecho no puede quedar así, pero al mismo tiempo pidió a la población de Marale, que se conviertan en guardianes de Jesús Eucaristía. Indicó; “antes existía la guardia del Santísimo, ahora tenemos que convertirnos todos y cada uno de nosotros en esos protectores”.

Tiempo de oración 

Para reparar estas faltas o este tipo de actos sacrílegos, se invita a tener  40 días de expiación, que es la eliminación de la culpa o pecado a través de un tercero. La persona culpable es encomendada en oración, desde este acto de piedad, se pide la conversión de su corazón. Es por ello, que los fieles de Marale, junto a su párroco el Padre Mayorga, se han unido en plegarias unánimes, pidiendo el perdón para aquellos que en su falta, han maltratado la presencia real de Cristo en Santísimo Sacramento.

El presbítero Mauricio Mayorga, encargado de esta zona pastoral, nos indicó que se harán misiones masivas, Horas Santas, rezos del Santo Rosario y se culminará con una vigila y una Misa entre el 6 y 8 de diciembre de este año, para dejar nuevamente expuesto el Santísimo.

FOTO TERCERA.JPG
Fervor// A pesar de este ultraje, en Marale la fe de su gente no se apaga y más bien se fortalece

 

Foto para cita.jpg

Carlo Magno Núñez, Vicario General Arquidiócesis de Tegucigalpa

“Los delitos contra el Santísimo Sacramento son penados con la excomunión de la Iglesia, y solo la Santa Sede puede perdonarlos”