2018 Break En el Mundo Familia Iglesia

Nicaragüenses se manifiestan de manera clandestina contra el Gobierno

La policía oficializó el pasado 28 de octubre la criminalización de la protesta social al calificar de ilegales las marchas y amenazar con procesar a quienes las convoquen.

NUEVAS FORMAS DE PROTESTAR EN NICARAGUA

El denominado Movimiento Azul y Blanco, está conformado por diversas organizaciones del país, ante la imposición gubernamental de prohibir las marchas cívicas, han encontrado nuevas formas de protestas sin exponerse demasiado a recibir un balazo o ser secuestrados por las fuerzas policiales y paramilitares del régimen.

Una de las formas de protesta que ha adoptado, es lanzar globos azul y blancos con nombre de las víctimas de la represión otras formas de protesta son de manera clandestina y rápidas. En la más reciente protesta, los ciudadanos auto convocado se manifestaron el sábado en los centros comerciales de mayor presencia de la población, llegaron hasta el área de comida justo cuando ciento de presentes almorzaban, y se manifestaron a favor de la libertad, de los presos políticos, que se detengan la detenciones arbitrarias y las torturas, y cualquier otro trato inhumano contra los privados de libertad. Luego cantaron el Himno Nacional y se marcharon.

Ana Quirós, miembro de la Unidad Nacional Azul Y Blanco, dijo que, el régimen quiere someter el terror a través de la represión policial, seguirán movilizándose en distintos métodos d lucha. “Vamos a ocupar todos los espacios del Pías para protestar pacíficamente”.

El día de los fieles difuntos se conmemoró con un nuevo sentido en Nicaragua, ciudadanos decidieron desde tempranas horas colocar símbolos de protesta que además horren la memoria de los más de 500 muertos que han contabilizado organismos de defensa de derechos humanos.

En varios cementerios, se pudo apreciar cruces azul y blanco y los manifestantes llenaron las calles de papelillos y globos de los mismos colores, y hasta tumbas remozadas con esas tonalidades patrias.

En Managua, desde finales de octubre, en varios barrios orientales amanecieron monumentos, postes y paredes pintados con los colores azul y blanco de la bandera, tonos que han sido prohibidos de hecho por el gobierno, y que solo permite, y promueve el rojinegro de la bandera oficialista. También, los nicaragüenses han quemado llantas en las vías públicas por la noche, han pegado calcomanías en vehículos, han realizado pintas en las paredes, algunos manifestantes han escrito los nombres de los presos políticos en color azul sobre cintas de papel blanco y la dejan en las paradas de buses.