2018 En el Mundo Familia Iglesia

Ángelus del Papa: “Los Santos nos alientan a vivir las Bienaventuranzas”

En el  Ángelus de este jueves, 1 de noviembre, Solemnidad  de todos los santos el Papa Francisco pidió a la Madre de Dios, Reina de los Santos nos ayude a recorrer con decisión el camino de la santidad.

HOY 1 DE NOVIEMBRE ÁNGELUS

 

El Papa Francisco en su alocución antes de rezar la oración mariana del Ángelus manifestó “Hoy estos hermanos y hermanas nuestros nos piden que oigamos de nuevo un hermoso Evangelio, sino que lo pongamos en práctica que nos pongamos en camino de las Bienaventuranzas. No se trata de hacer cosas extraordinarias, sino de seguir cada día este camino que nos lleva al cielo a la familia, a la casa”.

Al comentar la primera lectura de hoy el Santo Padre tomada del libro del Apocalipsis (7,9), dijo que esta nos habla del cielo y nos pone ante “una multitud inmensa”, incalculable, “de toda nación, tribu, pueblo y lengua”. Ellos son los santos, afirmó el Papa, y ¿Qué hacen allá arriba? Cantan juntos, alaban a Dios con alegría. Seria hermoso escuchar sus cantos, pero podemos imaginarnos: ¿saben cuándo? Durante la Misa, cuando cantamos “Santo, santo, santo el Señor Dios del Universo…Es el himno, dice la Biblia, que viene del cielo que se canta allí.

El Papa agregó estamos unidos a todos los santos, no solo a los más conocidos, en el calendario, sino también  con aquellos “de la puerta de al lado” con nuestros familiares y conocidos que ahora forman parte de esa inmensa multitud. “Hoy es una fiesta de familia. Los santos están cerca de nosotros, es más, son nuestros verdaderos hermanos y hermanas. Nos entienden, nos aman, saben cuál es nuestro verdadero bien, nos ayudan y nos esperan. Son felices y quieren que seamos felices con ellos en el paraíso”.

El Papa agregó hoy estos hermanos y hermanas nuestros, nos piden que oigamos de nuevo un hermoso Evangelio, sino que lo pongamos en práctica, que nos pongamos en el camino de las Bienaventuranzas. No se trata de hacer cosas extraordinarias, sino de seguir cada día este camino que nos lleva al cielo, a la familia, a la casa. Hoy por lo tanto, vislumbremos nuestro futuro y celebramos para lo que hemos nacido.