2018 En América En el Mundo Enfoque Familia Iglesia Noticias Sin categoría

Celebran Eucaristía en Nicaragua por liberación de los detenidos en protestas

La Misa fue celebrada en la Catedral de Managua y la mayoría de los asistentes llegó vestido de azul y blanco, los colores de la bandera de Nicaragua, además con veladoras encendidas en sus manos.

La Iglesia Católica de Nicaragua ofició este domingo una Eucaristía para pedir por la liberación de todas las personas detenidas en el contexto de las protestas contra el Gobierno de Nicaragua que estallaron desde abril pasado, cuya cifra según organismos de derechos humanos podría superar las 500 detenciones. No obstante el Gobierno de Nicaragua las fija en un poco más de 200 personas apresadas.

FAMILIARES DE PRESOS EN LA CAT3DRAL DE MANAGUA
El domingo se ofició una Eucaristía en la catedral de Managua para la liberación de las personas detenidas.

Asimismo, cargaron fotografías de las personas detenidas por protestar contra el Gobierno de Ortega. Una que cargaba la foto de su hijo es la madre del dirigente estudiantil, Edwin Carcache, símbolo juvenil de las manifestaciones antigubernamentales.

Carcache, quien enfrenta cargos por terrorismo y otros delitos, es el mismo líder estudiantil que el pasado 12 de octubre envió un mensaje entre señas de lenguaje para sordos diciendo: “Te amo Nicaragua” y “Fuerza”, minutos antes de que se iniciara un juicio en su contra.

En una audiencia anterior, Carcache, junto a otros jóvenes, ingresaron a la sala de juicio rezando el Ave María en voz alta. En esa ocasión el líder estudiantil aprovechó que lo filmaban y denunció que han violado sus derechos humanos, que no querían más abuso, que Nicaragua quiere paz verdadera, y a su vez envió “un besito” a su hija de 5 años que lo hizo llorar.

Al final de la Misa de este domingo, oficiada por el sacerdote Rodolfo López, los asistentes oraron para pedir por la libertad de todos los encarcelados y decenas de personas desplegaron banderas de Nicaragua, cantaron el himno nacional y gritaron consignas a favor de la liberación de los detenidos.

Los concurrentes salieron de la iglesia para dirigirse a sus viviendas, sin ningún inconveniente que lamentar, pese a que en la rotonda Rubén Darío, se encontraban simpatizantes del partido de Gobierno en su acostumbrados plantones.