2018 Break Educación Familia Iglesia Internacionales Noticias Voz del Papa

Reafirma la Santa Sede su postura de crear dos estados en Palestina

El Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU, Monseñor Bernardito Auza, participa en un debate convocado por Consejo de Seguridad para discutir la situación en el Medio Oriente sobre la situación en Palestina.

La Misión Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas exhorta a que la comunidad internacional acceda a la creación dos estados independientes, con el fin de terminar el conflicto que lleva muchas décadas enfrentados a palestinos e israelíes por el territorio de Palestina.

PALESTINOS E ISRAELIES
Palestinos e israelíes

Durante el comienzo de su intervención, el Arzobispo Auza agradeció a la representación de la República Plurinacional de Bolivia quien está cargo de la presidencia pro tempore del Consejo de Seguridad, por organizar un debate abierto y a la vez expresar la postura de la Santa Sede sobre este delicado tema.

“Durante setenta años, la Cuestión Palestina ha sido el tema de tantos informes, debates y resoluciones en esta Cámara y en otros órganos de las Naciones Unidas. La Santa Sede ha apoyado siempre la Solución de los dos estados desde el principio, y mi delegación reafirma una vez más el apoyo inquebrantable de la Santa Sede a la Solución de los dos estados como la única forma viable de cumplir las aspiraciones de coexistencia pacífica entre israelíes y palestinos”.

El Nuncio de la Santa Sede hace un llamado a los líderes de los pueblos de Israel y Palestina para que pongan fin a tantos años de conflictos entre sus ciudadanos y construyan nuevos mecanismos que los conduzcan a retomar el diálogo para lograr la paz ansiada en Medio Oriente.

“La Santa Sede hace un llamado a Israel y Palestina para que demuestren sabiduría, responsabilidad y la voluntad política necesaria en alcanzar un acuerdo de paz histórico que satisfaga las aspiraciones legítimas de ambos pueblos. El diálogo perseverante basado en la buena voluntad debe reemplazar la retórica inflamatoria, la violencia y el conflicto. Los civiles inocentes nunca deben ser blanco de actos terroristas o acciones militares abrumadoras”.