2018 Actualidad Break En América Iglesia Noticias

Migrantes del éxodo hondureño lograron entrada a México

Más de 3 mil hondureños llegaron este 19 de octubre cerca del mediodía a la frontera con México. El Estado mexicano había anunciado al igual que el Salvador y Guatemala que no dejarían entrar a los migrantes que huyen de Honduras de la injusticia, la violencia y la corrupción. 

Palabras entrecortadas de emoción y gratitud al pueblo guatemalteco de parte de migrantes hondureños cruzaron el tiempo y la geografía mundial de por el auxilio, ayuda y solidaridad desbordante que recibieron al cruzar el país. La Iglesia católica y las organizaciones de la sociedad civil con organizaciones sociales y pro migrantes ofrecieron asistencia, cariño, comida, auxilio y refugio a la población.

 

MIGRANTES EN MEXICOLa Iglesia de Tapachula, Chiapas y Tuxtla y otras regiones del sur mexicano con las organizaciones sociales, humanitarias y pro migrantes con una buena parte de la población de México según se informó, están preparadas para auxiliarlos con comida, ropa, acompañamiento y albergue.

Llevando la bandera, cantando el Himno Nacional y con consignas pacíficas de solicitud de paso, hombres mujeres y niños, también algunos discapacitados procedentes de diferentes departamentos de Honduras.

A eso de las 12 horas del día (hora de Guatemala) haciendo presión pacífica, los migrantes lograron abrir las barricadas y romper la valla policial y del Ejército solo con la presencia, cantos y palabras determinantes debido a su situación dramática en Honduras. La frontera de Tecum Umán se abrió.

El cruce de la larga geografía de todo el país de México dependerá ahora de la caridad, la solidaridad y ayuda de las instituciones y organizaciones humanitarias. Comida, ropa, y auxilio es necesario para la sobrevivencia. Se apela ahora al buen corazón solidario de los mexicanos que son igualmente un país sufrido.

Todos los migrantes entrevistados por diversos medios afirmaban que la pobreza, la corrupción y la violencia los hizo huir del país. Al ser preguntados, dijeron que estaban dispuestos a morir si era necesario, pero que no regresarían a Honduras porque allá solo encuentran muerte.

México tiene el desafío de ser más solidario con Centroamérica, pues hay una región precolombina del sur de ese país: Mesoamérica, que está conformada por una parte de Honduras, el Salvador, Guatemala y México que los hermana.

Algunos representantes de la Iglesia Católica y de los pueblos indígenas de México declararon que los migrantes son bienvenidos a este país. Niños pequeños en brazos de sus padres y familiares caminan solamente con la fuerza de los sueños de una vida mejor ganada con inmenso sufrimiento. Varios medios, entre ellos algunos medios humanitarios acompañan el éxodo con el peligro de ser amenazados por fuerzas políticas de los Estados.

Con inmensa alegría y palabras serenas se expresaron los migrantes al momento que se abrieron las vallas de entrada a México.