2018 Actualidad Break En América

Surge la solidaridad con los integrantes de la caravana de hondureños.

Cobijo, comida, agua y un lugar donde poder dormir tranquilos, son algunas de las muestras de solidaridad de la población que habita la zona fronteriza entre Honduras y Guatemala con unas mil 200 personas que decidieron integrar una caravana para emprender la ruta migratoria desde la zona norte hondureña, hacia México y con destino final Los Estados Unidos.

caravana en copan VI
Se contabilizan unos 250 menores de edad, entre recien nacidos y en edad escolar.

Según fuentes de entero crédito y en comunicación con Suyapa Medios, se sabe que “A esta hora la caravana de migrantes descansan en el gimnasio municipal” en Santa Rosa de Copan. La escena produce “tristeza e indignación”, comenta algunas de las personas que han dejado la comodidad y calor de sus hogares para salir al encuentro de todas estas personas, para darle comida, agua, colchonetas y abrigos.

Según declaraciones que trascendieron está la mayoría de los integrantes de la caravana, son desplazados de manera forzada de sus comunidades por la inseguridad que generan las redes del crimen organizado. Otros testimonios, coincidentes en lo anterior, agregan la falta de oportunidad de trabajo en el país y el continuo encarecimiento de la canasta básica y los servicios públicos.

Según el conteo a priori, hay aproximadamente hay unas 600 mujeres, unos 250 niños y niñas, entre edades de recién nacidos a 18 años, el resto adultos. Se estima un total de 1200 personas hasta el momento, que integran esta caravana de migrantes Hondureños.

En una comunicación oficial la Pastoral de Movilidad Humana expreso que “Nos preocupa la seguridad y protección de todas estas personas”, por eso solicitamos que se “aclare qué personas son las que coordinan dicha Caravana y los objetivos de la misma”, dicen las Hermanas Misioneras Scalabrianianas en Honduras.