2018 Familia Redes Sociales Sin categoría

Un logro con una dedicación especial.

La familia es un especial motivador en nuestras vidas y más cuando atravesamos situaciones importantes en los que podemos desanimarnos, como una competencia.

Tal es el caso la nadadora argentina Delfina Dini, quien ocho días antes de comenzar las Olimpiadas Juveniles en Buenos Aires, Argentina, sufrió una pérdida familiar importante.

web3-delfina-pignatiello-swimming-buenos-aires-medal-abuela-buenosaires2018-com

Al momento de subirse al podio y reclamar su medalla, abrió su mano y en la palma apareció escrito “ABUELA”, y entre lágrimas agradeció el apoyo  que su abuela materna fallecida brindo en cada momento durante su preparación para la competencia de nado, la cual dudaba en ganar debido a su bajo rendimiento luego de una pequeña lesión. “Se nos presentó un problema muscular serio, en el trapecio medio inferior”, reveló Juan Carlos Martín, su entrenador. Sin embargo esto no fue obstáculo para que la deportista ganara un lugar en el campeonato.

5bbd478082385c087a010358.original.jpeg

Su novio, Nicolás Deferrari, también presenció la carrera entre el público y destacó el enorme rendimiento de Delfina: “Un subcampeonato Olímpico no es para cualquiera, no es un logro menor. No es una derrota, es un logro muy grande”, reflexionó.

Delfina hace eco a las palabras del Santo Padre, quien insiste en valorar a nuestros abuelos, pues son ellos el tesoro más grande que tiene la familia.