2018 Break En el Mundo Iglesia

De trabajadora del campo, ahora su labor seguirá desde los altares.

La Beata María Katharina Kasper. Nació en 1820 en Dernbach, Alemania. Era la tercera de ocho hijos. Sus progenitores Enrique y Catalina Kasper, eran humildes campesinos vivían una profunda fe religiosa. Durante la edad de 6 – 14 años, Catalina asistió a la escuela del pueblo, sin embargo, era una niña enfermiza por lo que faltaba a la escuela con frecuencia.

Ya como niña Catalina era sensible a las necesidades de los pobres de su pueblo. Como mujer joven, comenzaba a ayudar a los pobres y los abandonados, y visitaba a los enfermos. Sus obras de caridad atraían a otras jóvenes del poblado, y animada por su director espiritual, el Padre Heimann, ella formó una Asociación de Caridad.

csm_Teaser_Katharina_Kasper_ II e44838f465
La Beata María Catalina Kasper, Fundadora del Instituto de las Esclavas Pobres de Jesucristo

Su padre fallece cuando Catalina tenía 21 años, sigue trabajando como jornalera por 10 centavos al día para sostener a su mamá y a sí misma. El amor de Catalina para María, la madre de Dios, fue nutrido por sus frecuentes visitas a la capilla dedicada a Nuestra Señora del Heilborn. La fe de María en responder a los designios de Dios motivaba a Catalina a responder con valentía a las mociones del Espíritu Santo.

Las inspiraciones del Espíritu, la “voz dentro de mi” como decía Catalina, le animaron a construir una pequeña casa, con el aval del obispo Peter Josef Blum; con unos once pesos y mucha fe, ella comenzó la construcción en 1847. Después de la muerte de su madre en 1848, ella pudo mudarse a la pequeña casa y dedicar más tiempo a sus obras de caridad.

Con el tiempo, cuatro jóvenes se unieron con ella y el 15 de Agosto de 1851 este pequeño grupo llegó a ser una congregación religiosa conocidas hoy con el nombre Siervas Pobres de Jesucristo. Ella miraba a María la primera Sierva como su modelo. Al igual que María, la esta beata alemana, escuchaba atenta al Espíritu y respondía con valentía a la voluntad de Dios.

Katharina Kasper es conocida en la vida religiosa como la Madre María, partió a la casa celestial el 2 de febrero de 1898. A causa de sus obras y seguimiento de la vida de Cristo, la iglesia la designó como la Beata María Catalina Kasper el 16 de Abril de 1978. Su fiesta se celebra el día 1 de febrero.