Actualidad Sin categoría

En al menos diez oficios trabajan los privados de libertad de la Penitenciaria Nacional de Támara

Carpintería, ebanistería, panadería y zapatería son algunos de los oficios en los cuales, día a día trabajan los privados de libertad de la Penitenciaria Nacional de Támara, Francisco Morazán, generando ingresos económicos para su familia.

Los internos trabajan desde las 9:00 de la mañana, después de que han cumplido con su limpieza personal, desayuno y les han pasado lista. Uno a uno va llegando a los talleres en donde trabajan personas con vasta experiencia, como otros que están aprendiendo a trabajar en los variados oficios.

WhatsApp Image 2018-10-10 at 3.49.18 PM
Desde tempranas horas de la mañana los internos trabajan en los talleres que funcionan en los diferentes módulos.

“Don Luis”, coordinador de uno de los talleres de carpintería comento que en el mismo los privados de libertad elaboran muebles para cocina, juegos de sala, camas, espejos tallados, joyeros, guitarras, entre otros artículos de madera.

“Tenemos carpinteros especializados que han aprendido el oficio estando privados de libertad, por medio de los cursos que nos imparte el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), tenemos otros que acaban de entrar (nuevos de estar privados), que piden trabajar para divagar la mente, entonces les enseñamos a trabajar”, contó.

WhatsApp Image 2018-10-10 at 3.49.39 PM
Otra parte de la población participan en actividades de educación formal y no formal que se realizan en el establecimiento.

En otro de los talleres, trabaja otro grupo de internos que día a día fabrican hasta 60 pares de zapatos, los cuales en su mayoría se hacen por encargo, ya que por la buena calidad del producto tienen mucha demanda por personas que revenden el calzado.

Los internos también trabajan fabricando productos con material reciclable, como: jarrones de páginas de periódicos, flores del hilo del cuello de las camisas, retrateras con palillas o mondadientes. Con las bolsas de churros hacen carteras, monederos, llaveros y con las botellas desechables de refrescos fabrican flores, las cuales pintan de distintos colores.

Otros aprovechan su talento y destreza para pintar cuadros, retratos y paisajes. En este mismo modulo, varios internos hacen pulseras, y con el arte del crochet elaboran bolsos, morrales, sombreros, zapatos, gorros, bolsos para celular, entre otros.

WhatsApp Image 2018-10-10 at 3.59.28 PM

Otro de los oficios que trabajan los artesanos de la Penitenciaria Nacional de Támara, es la elaboración de productos con jarcia (hilo), en los patios es normal observar grupos de internos trabajando en la elaboración de hamacas y sillas haraganas (de descanso).

Los internos explicaron que una hamaca la pueden terminar en tres días, según sea el estilo de la misma, “la mayoría las trabajamos con diseños que los clientes han pedido, especialmente de equipos de fútbol o la Bandera Nacional con sus cinco estrellas”. También hacen sillas mecedoras para niños y adultos, según el gusto del cliente.

Otro de los rubros en que trabajan los privados de libertad es la panadería y repostería, a diario producen de más de cien bolsas de pan, el cual es vendido al interior del establecimiento penitenciario a precio accesible para la población.

WhatsApp Image 2018-10-10 at 3.50.29 PM

Los internos también producen pasteles los cuales venden a sus compañeros por pedido para celebrar cumpleaños de sus compañeros o de algún familiar que llegará a visitarlo durante el fin de semana, por lo que siempre tienen trabajo y se da la oportunidad a los nuevos internos para que puedan aprender y así aspirar a un trabajo honrado al quedar en libertad.

Para fortalecer los procesos de reeducación, rehabilitación y reinserción social de las personas privadas de libertad, el presidente Juan Orlando Hernández, asignó 80 millones de lempiras y así se evita que los internos o sus familiares incurran en gastos.