Actualidad Sin categoría

La desnutrición crónica, la falta de acceso a la educación y la violencia golpean a la niñez en Honduras, afirma UNICEF

Las cifras son crudas. Sólo el  58.3 por ciento de los niños y niñas de 3 a 17 años asistió a un centro de enseñanza durante el 2017, lo cual resalta la brecha que tiene que garantizar el Estado, especialmente en los ciclos de pre escolar y secundario para garantizar el  objetivo de desarrollo sostenible, informa Héctor Espinal, portavoz  del  Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF)

Pero los datos presentados  este día por UNICEF son alarmantes el 77 por ciento de los niños y adolescentes del país viven en hogares calificados como pobres de acuerdo a su nivel de ingreso, esto se traduce a que 3 de cada 5 niños viven en la pobreza.

Para la socióloga, Dora Díaz  un grave problema que afecta la niñez hondureña es el poco acceso a una educación de calidad que impide que los infantes y sus familias superen el subdesarrollo.

El documento de  UNICEF indica que la pobreza severa afecta al 31,4 por ciento de la niñez rural y al 13.5 por ciento de la urbana, es decir, en el campo un niño sufre 2,35 privaciones y en la urbana 1.54, esto genera que se agudice la problemática de desnutrición infantil, además un hallazgo encontrado en la investigación es la grave condición de inseguridad y violencia que enfrentan los infantes en Honduras lo que genera  la migración hacia los Estados Unidos , destaca la ex fiscal de la niñez, Nora Urbina.

La situación económica empuja al 78 por ciento de los menores hondureños a emigrar, mientras que el 31,5 por ciento lo hace por reunificación familiar, y 11,7 por ciento por la violencia y la inseguridad, precisa el informe de Unicef.