Actualidad Sin categoría

Falta de seguridad e irrespeto a los derechos humanos persiste en centros penales del país

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, dijo hoy que la muerte de privados de libertad en los centros penitenciarios, son un reflejo de la falta de seguridad y que no se garantizan adecuadamente los derechos humanos de esa población.

cp
En los últimos 8 años, más de 500 privados de libertad han muerto en los centros penales del país. En los últimos días, al menos, cuatro perdieron la vida violentamente, dos en La Tolva ubicada en Morocelí, El Paraíso y otros dos en Ilama Santa Bárbara.

Agregó que, si hay reyertas y como consecuencia muertos y heridos, significa que no se están garantizando adecuadamente los derechos humanos de las personas privadas de libertad principalmente en cárceles de mínima, media o máxima seguridad, que se suponen tienen un mayor control por parte de las autoridades.

Esto explica que se necesita de personal más profesional, formado especialmente para las prisiones, a fin de fortalecer la capacidad de control interno y externo que necesita el Estado para cumplir con su obligación de proteger los derechos humanos en su conjunto en el país, expresó.

Según Herrera Cáceres se necesita fortalecer todo el sistema de administración penitenciaria sobre la base de los principios internacionales, que son orientadores, en cuanto a la necesidad de tener personal especializado que formado sobre la base de los derechos humanos pueda dar garantía tanto de seguridad externa para la sociedad en relación con los privados de libertad y su tratamiento humanitario al interior de los centros de detención