2018 Break Educación En el Mundo Familia Iglesia

Para que ayuden a la Iglesia y la defiendan de los “ataques del demonio”. Francisco pide recemos el Santo Rosario este mes de octubre.

 El Papa Francisco pide que todos los católicos y todos los fieles, recemos de manera intensa y especialmente cada día del mes de octubre,  el Santo Rosario, para que la Virgen María, “quien siempre estuvo a los pies de la cruz de Jesús y no se dejó vencer por el miedo”, ayude a la Iglesia en estos momentos de dolorosa dificultad; a la vez que invocamos el poder del Arcángel San Miguel, “jefe de los ejércitos celestes y protector de la Iglesia” (Apocalipsis 12, 7-9); para que la defienda de los ataques y trampas del maligno.

Y así, el Papa nos invita al final del Rosario, a concluir recitando una de las invocaciones más antiguas a la Santa Madre de Dios; el “Sub Tuum Praesidium”

“Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita!”

Junto con la oración tradicional a San Miguel escrita por León XIII:

“San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén. ”

cq5dam.thumbnail.cropped.1000.563