Editorial

Necesidad de la reforma educativa

Editorial del Domingo 30 de Septiembre de 2018
Necesidad de la reforma educativa
Es una reforma educativa destinada a estimular a 1.9 millones de estudiantes que están matriculados en el Sistema Nacional de Educación, el objetivo primordial es brindarles la oportunidad de formarse como ciudadanos, capaces de transformar Honduras.

Desde hace muchos años se viene hablando de las enormes diferencias que existen en los sistemas educativos entre Honduras y Costa Rica. Por ejemplo se estima que el promedio de escolaridad en Honduras llega hasta el séptimo grado, mientras que el promedio de Costa Rica llega hasta el 10 grado-.
Una vez que se ha finalizado la educación primaria, solo 3 hondureños de cada 10 pueden ingresar a la secundaria. Ello refleja que a pesar de cualquier progreso que se haya intentado en la educación, se ha caminado a paso lento, sin tomar en cuenta el acelerado crecimiento de la población y lo que se requiere para que exista un buen incremento de la economía.
Como en Costa Rica el respaldo dado a la Educación ha sido más efectivo, los ciudadanos ticos, aparecen por encima de los hondureños, cuando se analiza el índice de Desarrollo Humano. Índice que tiene que ser el objetivo fundamental que debe buscar todo sistema de administración pública.
Según autoridades del Ministerio de Educación: “en los estudiantes hondureños a partir del séptimo grado, se percibe una disminución en su rendimiento académico y aumenta perceptiblemente la deserción escolar”. Son varias las razones que inducen esta separación entre los estudiantes y el sistema educativo; la pobreza que los atenaza y se impone la alternativa de buscar trabajo o emigrar;
Durante mucho tiempo, se ha estado resaltando otras dificultades como el deterioro de los centros educativos; la necesidad de un mayor número de maestros, y últimamente la violencia desatada por la presencia de bandas criminales alrededor de o al interior de los propios centros de enseñanza. Habiéndose llegado hasta la situación lamentable, que en su seno, se han cometido crímenes en contra de maestros y de estudiantes.
Ante un sistema educativo de tan bajos resultados en términos de formación humana, ha resultado estimulante la decisión del presidente Hernández de impulsar una reforma educativa, cimentada en un pacto social por la calidad educativa, con objetivos claros y precisos como son: la erradicación del analfabetismo (11%); revertir los altos índices de reprobación; evitar la repitencia; desalentar la deserción escolar ( en el año 2017 abandonaron las aulas un total de 69,977 estudiantes); y algo muy importante, el aumento de la cobertura ( en la actualidad, el sistema educativo abarca al 58% de la población en edad escolar).
Para asegurar que la Reforma Educativa, no sea una ilusión sin resultados concretos, se ha nombrado una Comisión de Alto Nivel integrada por excelentes profesionales del área educativa, y que representan al Gobierno, la Sociedad Civil, la Empresa Privada, la Mesa de Cooperantes, y Visión Mundial. Se trata en realidad de una Reforma Educativa en la que se ha buscado incluir a todos los sectores del País.
Es una iniciativa que cuenta la participación de los alcaldes de varias municipalidades, Directores Departamentales, Dirigentes Magisteriales, Diplomáticos de países amigos y Países Cooperantes con el desarrollo de Honduras. La calidad educativa demanda del desarrollo integral de los docentes, como elemento básico y vitalizador de todo sistema educativo. Pero para que los procesos que integran el Pacto Social por la Calidad Educativa cuenten con el respaldo financiero y sean realizables, se tomó la decisión de que se le transferirá, a este proyecto, el 40% de lo que se recaude en la tasa de seguridad.
Es una reforma educativa destinada a estimular a 1.9 millones de estudiantes que están matriculados en el Sistema Nacional de Educación, el objetivo primordial es brindarles la oportunidad de formarse como ciudadanos, capaces de transformar Honduras. El Señor Jesús lo indicó claramente: “Nadie tiene más amor….que aquel que da la vida por sus amigos”.