Choluteca Diócesis

Plantean objetivos para la comunicación en Choluteca

El principal objetivo es el “cambio de mentalidad” de todos los miembros de la Diócesis.

Héctor Espinal
http://www.suyapamedios.com
Como parte del Plan de Pastoral de la Comunicación de la Diócesis de Choluteca, los integrantes de esta comisión trazaron nueve objetivos para los próximos años. El principal es el “cambio de mentalidad” de todos los miembros de la Diócesis respecto de la cultura de la comunicación que nos interpela, considerando el contexto diocesano.

Metas Con este diseño, se desea favorecer la capacidad de conjugar la experiencia de fe con la nueva cultura mediática, de tal manera que en cada época y según el lenguaje de cada tiempo se anuncie el Evangelio. Buscan formar a cada agente de pastoral para que puedan comprender, interpretar y hablar el “nuevo lenguaje” de los medios, así como invitar a hacer uso de ellos.

Búsqueda Según los miembros de esta comisión se tiene que trabajar para que los medios, dentro y fuera de la Iglesia, sean utilizados para proporcionar información veraz, pero también para desarrollar el crecimiento y la madurez de la fe en todos los fieles, promover el sentido crítico para una búsqueda de la verdad. Cuidar para que los contenidos de la fe no sean banalizados y manipulados. Al conseguir esta meta, se espera que todos los agentes de pastoral, se conviertan en corresponsales, promotores de una comunicación pastoral nueva. Los encargados de esta Pastoral deben verificar todos los recursos de comunicación, así como de las principales problemáticas presentes en la diócesis para responder a estas iniciativas comunicacionales.
Opinión El Padre Mauricio Pérez, asesor del Consejo Diocesano de Pastoral de la Comunicación de la diócesis de Choluteca dijo que “estar en la asesoría de los medios de comunicación de mi diócesis de Choluteca es una hermosa oportunidad que Dios y la Iglesia me ofrecen para desarrollar mi sacerdocio con el mundo de la comunicación”. Es sin duda alguna un “hermoso reto” que conlleva sacrificios y esfuerzos, pero más allá de ello, implica llevar el mensaje del Evangelio a través de algo que me gusta mucho”.