Actualidad Sin categoría

Niñez indígena y garífuna exige el cumplimiento de sus derechos

La pobreza y la falta de acceso a la educación y a la salud están generando que la niñez indígena  del departamento de Gracias a Dios, sea la más golpeada y postergada en el país, expresa el representante de la organización Ayuda en Acción, Roberto Bussi.

El 68 por ciento de las comunidades indígena vive en pobreza, 40 por ciento de las familias sin acceso a servicios básicos, 25 por ciento de niñas y niños sin acceso a la educación primaria, 83 por ciento abandonan la escuela después de la primaria.

Por su parte, el director de la facultad de ciencias sociales de Centroamérica, Rolando Sierra  dice que es urgente que el Estado de Honduras debe hacer vigente un plan de acción en derechos humanos con 900 acciones orientadas a la niñez sobre todo la indígena y afrodescendiente.

Mientras tanto  la coordinadora de la Dirección  Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Lolis Salas confirmó que el gobierno no mantiene en el olvido a la niñez indígena y afrodescendiente del departamento de Gracias a Dios y confirmó que recientemente se inauguró una oficina de la Dinaf en esta región del país

Un dato preocupante presentado por Plan Acción es que el 75% de las niñas de Lempira  abandonan la educación para dedicarse a las actividades domésticas de la familia o contraer matrimonio.

Y en el caso de la enseñanza secundaria, en 2015, tan sólo el 15% de las y los jóvenes tenían acceso a la educación superior; para las poblaciones indígenas y afrohondureñas, el porcentaje desciende hasta el 3.2 %.