Salud Sin categoría

Más de 350 millones de personas padecen depresión en el mundo

 

De acuerdo con la OMS, cerca de 788.000 personas se quitan la vida por este mal al año.

 

Todos en algunas ocasiones experimentamos sentimientos de tristeza, desesperanza, culpa y hasta irritabilidad. Pero existe un padecimiento en el cual esto se manifiesta de manera permanentemente y es la depresión, un padecimiento que no conoce de edad ni condición económica y que si no es tratada puede poner el riesgo la salud de las personas.

Las personas que lo padecen pueden presentar diferentes síntomas algunos pueden ser:

  • Sentimientos de tristeza o “vacío”
  • Sentimientos de desesperanza, irritabilidad, ansiedad o culpa
  • Pérdida de interés en las actividades favoritas
  • Sentirse muy cansado
  • Dificultad para concentrarse o recordar detalles
  • No poder dormir o dormir mucho
  • Comer demasiado o no querer comer nada
  • Pensamientos suicidas, intentos de suicidio
  • Dolores o malestares, dolores de cabeza, retortijones en el estómago (cólicos) o problemas digestivos.

psanchez

¿Qué causa la depresión?

Varios factores o una combinación de factores pueden conducir a la depresión.

Los genes: quienes tienen antecedentes familiares de depresión pueden ser más propensos a desarrollar la enfermedad que aquellos en cuyas familias no se ha padecido la enfermedad.

La química cerebral: quienes padecen de depresión tienen una química cerebral diferente a la de aquellos que no la padecen.

El estrés: la pérdida de un ser querido, una relación difícil o cualquier situación estresante puede provocar la depresión.

¿Tiene la depresión las mismas características en todas las personas que la padecen?

No. La depresión afecta a diferentes personas de diferentes maneras.

Las mujeres sufren de depresión con más frecuencia que los hombres. Esto puede relacionarse con los factores biológicos, hormonales, o del ciclo de vida que son únicos de las mujeres. Las mujeres que padecen depresión suelen tener síntomas de tristeza, inutilidad y culpa.

Los hombres que padecen de depresión tienden más a estar muy cansados, irritables, e incluso, a veces, enojados. Ellos pueden perder interés en sus trabajos o en las actividades que alguna vez disfrutaban, y pueden sufrir trastornos del sueño.

Los ancianos que padecen de depresión pueden tener síntomas menos evidentes o pueden ser menos propensos a admitir sentimientos de tristeza y pena. Ellos también son más propensos a tener condiciones médicas como la enfermedad cardíaca o un derrame cerebral, los cuales pueden causar o contribuir a la depresión. Algunos medicamentos también pueden tener efectos secundarios que conducen a la depresión.

Los niños que padecen de depresión pueden fingir estar enfermos, negarse a ir a la escuela, aferrarse a uno de los padres o preocuparse de que uno de sus padres pueda morir. Los niños más grandes o adolescentes pueden meterse en problemas en la escuela y ser irritables. Dado a que estas señales pueden también ser parte de los cambios normales del estado de ánimo asociados con ciertas etapas de la niñez, puede ser difícil diagnosticar con precisión la depresión en una persona joven.

445bcde8b466b696afbb09522560ce77

¿Cómo se trata la depresión?

El primer paso para obtener el tratamiento correcto es visitar a un médico o profesional en la salud mental. Él o ella le hará un examen o pruebas de laboratorio para descartar otras condiciones médicas que pueden tener los mismos síntomas de la depresión. Él o ella también puede determinar si ciertos medicamentos que usted está tomando pueden estar afectando su estado de ánimo.

El médico debe obtener un historial completo de sus síntomas, por ejemplo, cuándo comenzaron, cuánto han durado y cuán graves son. Él o ella también debe saber si sus síntomas han ocurrido antes, y de ser así, cómo se los trató. Él o ella también debe preguntar si existen antecedentes de depresión en su familia.