Arquidiócesis

El Padre Rigoberto: Un pastor que vive la alegría del Evangelio

El gozo, la cercanía y el espíritu de servicio, son algunas de las características que definen su ministerio sacerdotal.

Eddy Romero |www.suyapamedios.com
Jugar a celebrar Misa desde los siete años, rindió frutos vocacionales en el Padre Rigoberto Velásquez, párroco de la Iglesia Cristo Rey Santa Cruz de la Arquidiócesis de Tegucigalpa.Vestido con una extensa bata café que usaban para hacer nacatamales, junto a sus primos, su hermano menor y algunas tías, demostraba desde pequeño su llamado a predicar el Evangelio. “Como escuchaba lo que Monseñor Evelio Domínguez explicaba en la Misa, repetía lo que él decía cuando jugaba a dar Misa” dijo.

Vocación Oriundo de Sabanagrande, tierra fértil de sacerdotes, comenta que, como un signo vocacional, le tocó hacer su primera predicación en la Iglesia a los 14 años. “Cuando Monseñor Domínguez se enfermaba porque el padecía del corazón, se quedaban las religiosas. Ellas hacían la celebración de la Palabra todas las mañanas. Fui esa vez y una de las monjitas me dijo -mañana va a predicar usted-, entonces prediqué y le dije a mi mamá que me fuera a escuchar. Por la mañana, había escuchado a Monseñor Héctor Enrique Santos, en el programa que tenía a las cinco de la mañana, esa homilía es la que yo dije”. Inició su proceso vocacional con el Padre Francisco Torres, estuvo dos años en el Seminario Menor San José y posteriormente ingresó al Seminario Mayor. Recuerda que en su primera experiencia de evangelización siendo seminarista, impartió la catequesis de Confirma y aprendió mucho de las misiones que realizan los candidatos al sacerdocio.

Consagración El Padre Rigoberto recuerda que desde antes de ser ordenado sabía que su destino sería El Paraíso. Fue ordenado diácono un 9 de febrero de 1991en Talanga por Monseñor Héctor Enrique Santos. El 3 de agosto recibió el segundo grado del orden en Sabanagrande junto a los padres Domingo Salvador (QDDG) y Abilio Bustillo, que actualmente es su vicario en la parroquia Cristo Rey Santa Cruz. Fue la primera vez que se ordenaban tres sacerdotes juntos en este lugar.

Ministerio Le tocó servir por ocho años en la parroquia San Juan Bautista de El Paraíso, luego tuvo un período de estudios en España y al regresar estuvo algunos meses en Guaimaca. Posterior a este servicio, le encomendaron la parroquia Cristo Rey, en donde acumula más de 18 años acompañando esta porción de la Arquidiócesis. “Cuando recibió la parroquia sólo había dos sectores, después fuimos abriendo otros sectores y hoy tenemos siete, en todos hay celebraciones, consejos de pastoral, que son pequeños equipos que van llevando las cuatro dimensiones que la Arquidiócesis está organizada”. Actualmente es encargado del Decanato Cristo Rey y representa a la Arquidiócesis en la Comisión Nacional de Pastoral.

“La mayor alegría que he sentido en toda mi vida sacerdotal es servir a los demás, eso me da un gran gozo en mi corazón”
Rigoberto Velásquez
Sacerdote

Familia
Proviene de una familia numerosa, tuvo 10 hermanos, de los cuales una de ellas es religiosa de la Sagrada Familia y tiene un sobrino que es sacerdote en Choluteca. Desde pequeño, se le inculcaron los valores cristianos y eso fue fundamental en la respuesta vocacional en su camino al sacerdocio

Pasatiempos
Le gusta ver películas antiguas, la música suave y es aficionado al fútbol. Su equipo es Motagua y hasta ha participado en las celebraciones cuando este equipo obtiene un título. El mejor lugar para relajarse es ir a la montaña, estar con la naturaleza. Nunca ha tomado vacaciones.

Espiritualidad
Es un sacerdote amante de la Eucaristía, de la confesión y el servicio a los fieles. Disfruta mucho el acompañamiento pastoral que hace con la gente y se trata de mostrar siempre cercano y disponible. Es alegre y abierto a los movimientos que trabajen en conjunto con la Iglesia.