Familia

El arte de comunicar los sentimientos a través de las manos

Los niños con problemas de sordera deben estar en escuelas especializadas,
para tener estimulación temprana.

Lilian Flores | http://www.suyapamedios.com
Inició sus labores académicas en el año 2003, sirviendo a la comunidad sorda con una educación basada en la perspectiva sociocultural de la sordera, Jardín y Escuela Manos Felices, es la mano amiga que ofrece educación y formación a las personas con esta discapacidad. Cuenta con 40 alumnos, desde el nivel de preescolar, hasta el Bachillerato en Humanidades. Durante sus años de servicio, esta institución ha sacado cuatro promociones de Noveno grado y este año, egresará la primera promoción con siete jóvenes de Bachillerato.

Inclusión Para Oneyda Aguilar, directora de este centro, la sordera no es una discapacidad, es una cultura y por lo tanto “es necesario que las personas que la padecen crezcan y se formen en un lugar donde se les dé el trato y la calidad educativa que ellos merecen, de acuerdo a su realidad lingüística y cultural”.
Al mismo tiempo, Aguilar lamentó que las familias que tienen hijos con sordera se nieguen a aceparlo y a buscar ayuda en los primeros años de crecimiento, “buscan ayuda hasta después de los cinco años, en ese tiempo el niño pasó por un proceso de privación lingüística y por más que el maestro trabaje con él, no logra las mismas competencias, porque el cerebro tiene su periodo de captación”.

Formación Cabe recalcar que todas las clases se desarrollan en base al Currículo Nacional Básico, adherida la enseñanza de Lenguas de Señas Hondureña (LESHO). Las familias también reciben cursos obligatorios de señas, para que haya una mejor comunicación entre padre e hijo.

OPINIONES
Oneyda Aguilar
Directora
• “La causa hereditaria es la menos frecuente en los niños con sordera, la más frecuente se da por dificultades durante el parto, o en niños con problemas en las vías respiratorias y que los medicamentos afectan el nervio auditivo”.

Lesly Rodríguez
Maestra
• “Las personas sordas son iguales a los demás, con la limitante que no escuchan, pero ellos pueden realizar todo como un niño normal, y en Manos Felices les enseñamos a que con su manos se y expresen sus emociones”.

Ana Reyes
Madre de familia
• “Mi hijo egresó de Manos Felices, gracias a Dios logró graduarse de Bachiller en Humanidades. Al principio me daba miedo dejarlo salir solo, pero comprendí que tenía que confiar en él y dejar que se valiera por sí solo”.

“La curación más eficaz para la sordera, no es la medicina, ni los aparatos mecánicos, sino la comprensión y crear conciencia para una mejor comunicación”.
Flor Zavala
Psicóloga

Acompañamiento individualizado
Los niños se involucran en las mismas actividades de recreación, esto permite que los maestros estén pendientes de cada uno de ellos.

A %d blogueros les gusta esto: