2018 Break

6 cosas que debes saber sobre las Paperas.

La Secretaría de Salud en Honduras ya extiende un reporte de más de 5 mil casos de Parotiditis o mejor conocido como ”Paperas”, una enfermedad con poca probabilidad de convertirse en mortal pero que si molesta el sistema respiratorio de la persona. La parotiditis (paperas) es una infección vírica contagiosa que causa un agrandamiento doloroso de las glándulas salivales. La infección puede también afectar a otros órganos, especialmente en los adultos.

Es una enfermedad viral producida por el paramixovirus, que, inicialmente, se multiplica en las células del aparato respiratorio y, posteriormente, la sangre lo transporta hacia todos los tejidos, como  las glándulas salivales, siendo la principal la parótida.

El contagio de la enfermedad puede ser por contacto directo o por objetos contaminados con saliva u orina.

PAPERAS

En FIDES Digital, te compartimos 15 detalles a saber sobre esta enfermedad:

  1. Si la persona ya tuvo ”paperas” en su infancia o en algún momento de su vida, ha quedado inmune y no volverá a padecerla.
  2. Los bebés reciben vacuna contra las ”paperas” en dos ocasiones, la primera a los 12 meses y un refuerzo a los 18.
  3. Si por alguna razón te contagiaste, deberás estar en cuarentena y procurar no tener contacto directo con los más cercanos.
  4. Si una mujer en estado de embarazo contrae la enfermedad, su bebé no estará en riesgo por lo que deberá preocuparse por su recuperación pero no porque algo pueda pasarle al niño que lleva en su vientre.
  5. La dieta es otro factor muy importante a tener en cuenta, pero dependerá de las condiciones de la persona infectada para poder alimentarse, lo que suele reducirse a alimentos blandos. Si la ingesta es posible, no será necesario limitar la alimentación.
  6. La tasa de mortalidad de las ”paperas” es muy baja pero eso no debe ser motivo de relajación o descuido ya que los órganos que afecta, son delicados y de uso frecuente por decirlo de una manera.

PAPERAS 2

Síntomas

Inicialmente aparece dolor y endurecimiento en la zona correspondiente a la glándula parótida (entre el lóbulo de la oreja y la mandíbula), generalmente debido a la inflamación de la zona.

Característicamente el lóbulo de la oreja suele elevarse. Tras el contagio, el aumento del tamaño de la glándula salival alcanza su máximo volumen a los dos o tres días. Normalmente, se inflama primero un lado y, en el transcurso de dos días, el otro, pero es posible que sólo afecte a uno de ellos.

Suele, además, asociarse a fiebre que varía entre los 39º y 40º. El periodo en que aparecen los síntomas es, aproximadamente, de tres a siete días después del contagio aunque esto cambia dependiendo del paciente.

Las complicaciones son poco frecuentes, pero posibles, e incluyen la inflamación de las meninges y el encéfalo (meningoencefalitis), de la epididimitis o la inflamación del testículo (orquitis), del ovario (ooforitis), del riñón (nefritis), del músculo cardíaco (miocarditis) o de las articulaciones (artritis).