2018 Break En el Mundo Iglesia

Papa Francisco: en tiempos de oscuridad, violencia y persecución, la llama de la libertad no se extingue.

Con estas palabras el Papa Francisco saluda a los fieles católicos y pueblo de los países bálticos con ocasión de su visita apostólica del 22 al 25 de septiembre de 2018. Este enmarca en el centenario de la independencia de estas naciones –recuerda el Papa en su mensaje– y honrará todos aquellos cuyos sacrificios en el pasado han hecho posibles las libertades del presente.

Difundido por la Oficina de Prensa de la Santa Sede este jueves, 20 de septiembre de 2018, el Pontífice agrega en su mensaje “La libertad, como sabemos, es un tesoro que debe ser constantemente defendido y transmitido, como una herencia preciosa, a las nuevas generaciones”.

En el párrafo final del mensaje, el Papa expresa su agradecimiento “de todo corazón” a los “muchos” que están trabajando “con ahínco” para preparar la visita.

A continuación el mensaje completo de Papa Francisco al pueblo de los países bálticos a razón de su visita apostólica a partir del 22 de septiembre 2018.

Baltik
Repúblicas Bálticas

Queridos amigos,

 En la víspera de mi visita a los Estados bálticos, Lituania, Letonia y Estonia, me gustaría dirigirles una afectuosa palabra de saludo a todos ustedes que viven en esas tierras. Aunque vengo como Pastor de la Iglesia Católica, me gustaría abrazar a todos y ofrecer un mensaje de paz, buena voluntad y esperanza para el futuro.

Mi visita coincide con el centenario de la independencia de sus naciones y honrará naturalmente a todos aquellos cuyos sacrificios en el pasado han hecho posibles las libertades del presente. La libertad, como sabemos, es un tesoro que debe ser constantemente preservado y transmitido, como un patrimonio precioso, a las nuevas generaciones.

En tiempos de oscuridad, violencia y persecución, la llama de la libertad no se extingue, sino que inspira la esperanza de un futuro en el que se respeta la dignidad dada por Dios a cada persona y todos nos sentimos llamados a colaborar en la construcción de una sociedad justa y fraterno.

Hoy ese sentido de solidaridad y servicio al bien común es más que nunca necesario. Espero que mi visita sea una fuente de aliento para todas las personas de buena voluntad que, inspiradas en los más profundos valores espirituales y culturales heredados del pasado, trabajan pacíficamente para aliviar el sufrimiento de nuestros hermanos y hermanas necesitados y promover la unidad y la armonía en la sociedad en todos los niveles. Sé que muchos están trabajando duro para preparar mi visita y les agradezco de todo corazón. Les aseguro mi cercanía en oración y envío mi bendición. Y les pido, por favor, que ore por mí. Dios les bendiga!

                                                                                                       Papa Francisco.

Políticamente, la expresión Naciones Bálticas se refiere a tres paises ribereños del Báltico: Estonia, Letonia y Lituania ex repúblicas soviéticas. Aunque cultural, ética y por su lengua las dos últimas enumeradas antes son considerados como bálticos. Los estonios poseen mayor afinidad con el pueblo finlandes.