Arquidiócesis

El Padre Arismendi Salinas: “ser solidario no es lo mismo que tocar el corazón”

Este sacerdote que pronto cumplirá 25 años de sacerdocio, vive su ministerio con sencillez, fidelidad y nunca olvidará por quién fue llamado.

Manuel de Jesús Cerrato | http://www.suyapamedios.com
Sencillo, humilde y servicial son características que sobresalen en el Padre Arismendi Salinas, un ejemplar sacerdote que sirve en la parroquia Nuestra Señora de la Visitación. Tuvo una infancia tranquila en las montañas en su natal Colombia.
Le gustaba jugar por la noche con otros niños, en la plaza de su comunidad, sus padres siempre estuvieron atentos para que no descuidará sus clases y en tal sentido le ponía mucha dedicación. Ayudaba a su familia a la venta de leña seca para ganarse la vida y en la comunidad eran conocidos como los “leñateños”.

Vocación El presbítero manifestó que recuerda al Padre Manuel Osa, un religioso franciscano quien lo acompañó para que realizará su Primera Comunión. De allí, nació su vocación. Sus padres lo apoyaron en este camino y a los 11 años ingresó al Seminario Menor con otro grupo de jóvenes que querían ser sacerdotes. El Presbítero dijo “siempre fui un joven revoltoso, exigente para que se cumplieran los derechos que nos correspondían; en tal sentido, fui expulsado y tuve que pasar a un colegio religioso de la orden de Los Oblatos al Divino Amor en Bogotá. Allí finalicé los estudios de secundaria” recuerda.
Debido a su temperamento, fue expulsado del Seminario y puesto en una “lista negra” que le impedía ingresar a otro seminario para alcanzar el sacerdocio. Arismendi manifestó que recuerda al Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, que en aquel entonces era Presidente de la Comisión Económica del CELAM. Lo encontró en una ordenación sacerdotal, se le acercó y le dijo, “Mijito y usted que está haciendo” él ya conocía su situación porque había visto su nombre en la publicación del Seminario y las causas de la expulsión, ya no tenía otra opción.

Experiencia El Cardenal lo invitó a venir a Honduras a realizar una experiencia de tres meses, le dio los pasajes de ida y regreso. Aquella invitación del Cardenal Rodríguez reafirmó su vocación y le impulsó como misionero para venirse a estas “Honduras” a desgastar su vida por el Evangelio. Le tocó servir en varias parroquias. Estuvo en la comunidad de Valle de Ángeles, casi 7 años, en el tiempo del huracán Mitch le tocó trabajar muy fuerte Olanchito, también sirvió en Sabanagrande, y ahora en la parroquia Nuestra Señora de la Visitación.

Salud Uno de los momentos más difíciles en su vocación es una enfermedad que le afectó. “Un virus que se llama Toxoplasmosis, me hizo perder la memoria. Desde ese momento, ha sido un volver a comenzar, iniciar de nuevo, aprender, pero hay algo que no olvido, que Dios lo llamó a servir y darse a los demás.

“Siento que Dios me ha dado una segunda oportunidad en mi vida después de haber estado 15 días en coma, mi entrega como sacerdote será mayor”.
Arismendi Salinas
Sacerdote.

CLAVES
Emisoras
En La Parroquia San Jorge de Olanchito logré construir la radio San Jorge con una programación variada para toda la familia que ayuda a la evangelización, sobre todo a las comunidades rurales, además se gestionaron dos frecuencias para dos parroquias de la ciudad de Yoro, dos de ellas en Frecuencia Modulada FM y una Amplitud Modulada AM.

Construcciones
Cuando vino el fenómeno del Huracán Mitch, mucha gente quedó desamparada, estando en la parroquia San Francisco de Asís y gracias a la colaboración de muchos amigos extranjeros logré realizar más de 75 casas para gente que perdió su vivienda, en la Montañita Santa Lucía, Cerro Grande, Valle de Ángeles y otros sectores rurales de la parroquia.

Comedor
En la parroquia “Nuestra Señora de la Visitación” funciona el comedor para los abuelos, quienes reciben atención el día jueves. éste está recibiendo todo el apoyo necesario para que haya una dieta balanceada y además se recibe el apoyo de muchos amigos que comparten ayudas como apoyo a quienes necesitan atención como los abuelos.