Actualidad Sin categoría

Los tentáculos del crimen organizado siguen apoderándose del país, señalan expertos.

Los nexos del crimen organizado y narcotráfico en el aparato político, económico y policial de Honduras continúan a pesar de que autoridades de seguridad del país hayan desarticulado a grandes cárteles del tráfico ilícito de drogas, considera el analista, Raúl Pineda.

Según el ex fiscal general del Estado, Edmundo Orellana, los tentáculos del narcotráfico se apoderan de las instituciones en el país, porque no hay un adecuado sistema de investigación en los operadores de justicia además muchos políticos han financiado sus campañas con fondos del crimen organizado y ya en el poder, estos deben cumplir con quienes inyectaron con dinero la propaganda electoral.

Orellana asegura que si no fuera por los pedidos de extradición realizados por Estados Unidos a capos de la droga seguirían en el país a sus anchas sembrando dolor y muerte en la población, traficando impunemente.

Por su parte el Secretario de Defensa, Fredy Díaz, niega el hecho de que el narcotráfico siga permeando las estructuras financieras y políticas del país, y señala que el gobierno ha derribado la operación ilícita de estas redes criminales.

Según analistas el único camino que podría liberar a  Honduras de la infiltración del narcotráfico y crimen organizado en las estructuras de poder  son las extradiciones de políticos, empresarios y policías que en un futuro podrían desarticular más bandas del crimen organizado y depurar la golpeada institucionalidad del país.