2018 Break Sin categoría

¿Conoces la pequeña capilla que casi es destruida en el atentado de las torres gemelas del 2001?

La tragedia que enlutó al mundo y a Estados Unidos en particular, fue vivida desde muy cerca por varios católicos que vieron amenzado su lugar de reunión donde proclamaban su fe públicamente y en comunidad, nos referimos al Santuario San José, ubicado en el perímetro de la zona cero, donde por varios meses fue imposible celebrar misa, atender a los refugiados o celebrar algún tipo de reunión religiosa.

Situado a menos de 500 metros del lugar en el que se alzaban las Torres Gemelas, el pequeño santuario católico de San José, se convirtió durante semanas en un centro de mando improvisado para los equipos de rescate tras los ataques y ejerció de refugio para víctimas y otras personas que necesitaban un espacio para reflexionar.

Saint Joseph, fundada en 1899 e integrada en la primera parroquia católica del estado de Nueva York, cuenta con la carga simbólica de haber sido escenario de la tragedia neoyorquina y protagonista en la vuelta a su normalidad.

CAPILLA SAN JOSE NY 3

Bomberos, policías y albañiles que trabajaron en la reconstrucción de la “zona cero” volvieron durante semanas a esta capilla dedicada al santo patrón de los trabajadores para ducharse, comer, descansar, unirse y hallar algo de paz en mitad del caos humeante que les esperaba dos bloques más allá.

El santuario, que alberga un memorial católico en honor a las víctimas y los héroes del 11/S, reabrió sus puertas el 11 de septiembre de 2003 tras un período de reparaciones en su interior, durante el cual se celebraron las misas en un edificio del cercano Rector Place.

El santuario, que alberga un memorial católico en honor a las víctimas y los héroes del 11-S, reabrió sus puertas el 11 de septiembre de 2003 tras un período de reparaciones en su interior, durante el cual se celebraron las misas en un edificio del cercano Rector Place.

CAPILLA SAN JOSE NY 2

Posible cierre

Casi quince años después de reabrir, esta humilde iglesia que da servicio a unas doscientas familias en la zona de Battery Park teme echar el candado por falta de fondos mientras que otros centros religiosos en los alrededores cuentan una historia diferente. Es el caso de la iglesia ortodoxa griega de San Nicolás, que sufrió el derrumbe de la segunda torre del World Trade Center y está siendo reconstruida junto al Memorial de 11/S bajo el diseño del arquitecto valenciano Santiago Calatrava, un proyecto arquitectónico de unos 35 millones de dólares.