2018 Break Sin categoría

Brotes de olivo: un ministerio musical impulsado desde la niñez.

En FIDES Digital, queremos resaltar hoy día del niño un grupo católico proveniente de España y que ha venido evangelizando al pueblo de Dios con su música. Si bien es cierto, Brotes de Olivo es un grupo conformado por personas adultas, su salto a ser figuras públicas como cantantes católicos se dio desde muy pequeños, cuando en la época de los 60 y 70, como parte de una inspiración del Espíritu Santo se conformó el grupo como tal.

BROTES DE OLIVO 2

Emprendimiento

Esta historia arranca de una pareja de jóvenes inquietos, Rosa Escala y Vicente Morales, a los que además les gusta la música, que deciden unirse y quieren que Dios sea el centro de sus vidas. Comenzaron a descubrir en lo cotidiano, una llamada de atención que les provocaba interiormente una pregunta , que luego en el tiempo ha resultado ser permanente: ¿qué quieres de nosotros, Señor? Y comenzaron a nacer hijos hasta 13  que desde muy pequeños se unían al grupo que, desde el año 1971, comenzó a conocerse por Brotes de Olivo. La familia de la sangre y los escenarios fueron el primer soporte del Mensaje en esta historia.

Como un fruto de la siembra de canciones que Brotes de Olivo fue haciendo a través de más de 30 años, se fue creando una familia de Evangelio que nunca quiso oficializarse o reglamentarse internamente por estatutos, normas o requisitos de pertenencia o ingreso. Nunca nos sentimos llamados a fundar un movimiento o una parcela más en la Iglesia, sólo a ser desde la humildad y lo desapercibido Fermentos de Comunión.

Se entendió que debía ser un grupo en búsqueda constante del Espíritu de Dios, abierto siempre a la escucha de su voz y de su voluntad. Un grupo donde cada uno actúa desde su libertad (“se compromete el que habla, no el que escucha”) y desde el nivel de entendimiento al que haya llegado.

Esta historia se concreta hoy en una comunidad “Pueblo de Dios” que nace en 1980 como una consecuencia de la andadura de Brotes de Olivo, con el deseo de hacer realidad las intuiciones y sugerencias de todo lo ocurrido a lo largo de la década de los 70. Y nace teniendo en la mano el testigo de toda esa búsqueda con la intención de ponerle carne a lo descubierto y convertir conceptos y experiencias más o menos temporales o puntuales en una auténtica opción permanente de vida por el Evangelio y el Reino de Dios.

BROTES DE OLIVO 3.jpg

Compartimos una de sus canciones insigne: ”La sal y la luz”, cantada por muchos coros y ministerios en Honduras.