1PageFlipFides 2018 Break En América Iglesia

Agreden al Padre Edwin Román en Nicaragua

El Padre Edwin Román fue agredido este domingo en Masaya por antimotines al mando del comisionado Ramón Avellán. La situación ocurre en las afueras de la parroquia San Miguel cuando el sacerdote salió a solicitar a partidarios del gobierno que le bajaran al sonido pues se disponía a celebrar la Misa. Ese momento fue aprovechado por los orteguistas para vociferar contra el sacerdote. A este ataque de sumaron oficiales antimotines de la policía. También se reporta la detención de varios ciudadanos auto convocados que estaban concentrándose cerca de la Iglesia.

El sacerdote relató que, a las tres de la tarde, mientras en la Iglesia se realizaba una Misa, él personalmente salió a decirle al director de la policía Nacional en ese departamento, que por favor le bajaran el volumen al alto parlante que sonaba música a favor del partido de gobierno, porque interrumpían el servicio religioso.

Desde las 2 de la tarde, frente a la Iglesia San Miguel de Masaya, un grupo de policías antimotines dirigidos por el comisionado Avellán, se tomaron el parque frente a la Iglesia San Miguel en la ciudad de Masaya:

“Yo me acerqué para que le bajaran el volumen, y entonces allí mismo fui agredido por el señor Avellán, quien me empujó e inmediatamente una jauría empezó a insultarme con palabras que no puedo publicar… quiero hacer esta denuncia ante el pueblo nicaragüense y ante la comunidad internacional, pero no porque tenga miedo”, dijo a periodistas el sacerdote Román.

Testigos presenciaron la agresión

Un testigo de los que estaban dentro de la iglesia en ese momento relató que “estábamos en la misa, pero el fuerte sonido de una música no dejaba escuchar el sermón, por lo que el padre salió a solicitar que le bajaran al volumen, y detrás de él fuimos un grupo, porque nuestro temor era que se lo llevaran arrestado”, expresó Reynaldo Amador, presente en la misa.

Cuando el comisionado Avellán empujó al sacerdote, los feligreses salieron en defensa del párroco, quien no respondió al golpe recibido, sino que procedió a retirarse del lugar para refugiarse en el templo, informaron otros testigos. Los habitantes vecinos a la Iglesia San Miguel también denunciaron que la parroquia vive bajo constantes amenazas y asedio por parte de los simpatizantes sandinistas.

Julio Reyes, habitante del lugar y quien estaba en el parque en ese momento, comentó: “aquí no hay tranquilidad y el padre vive bajo amenazas, las turbas vienen en todo el día, motorizados se parquean en el parque y empiezan a gritarle asesino, incluso le han llegado a tomar fotografías”, afirmó.

Fue cancelada la marcha de los globos en la ciudad de Masaya, para demandar la liberación de los presos políticos, debido a la fuerte presencia de antimotines y policías desplegados en los puntos por donde recorrería la actividad.

Ayer en la tarde, durante la misa en la parroquia de nuestra Señora de la Merced, en Granada, un grupo de turbas afines al gobierno, entraron a la fuerza gritando e insultando, y fueron detenidos por los mismos fieles que les gritaban que respetaran la Casa de Dios. La Diócesis de Granada en un comunicado rechaza y condena este acto como una falta de respeto a nuestras parroquias y piden sus oraciones para que cesen estos actos.

No dejemos que el demonio siembre odio en nuestro corazón

Al ser interrogado el cardenal Leopoldo Brenes, ayer domingo sobre estos actos, expresó su dolor: “Es verdaderamente lamentable, nosotros como Conferencia Episcopal hemos dicho que las marchas siempre son positivas y debe haber respeto en ambas partes y de manera pacífica. Creo que las ofensas y las confrontaciones no dan nada a Nicaragua si no que crean enemistad, tristeza y división”.

El purpurado exhortó a los organizadores que traten de evitar esas confrontaciones y como siempre ha dicho, “la capital tiene varias avenidas, se pueden hacer marchas de parte de ambos sectores y no necesariamente tienen que encontrarse”. Por otro lado el Cardenal Brenes lamentó las noticias que le han llegado sobre algunos actos contra las parroquias en distintas partes del país: “he tenido noticias de que algunas parroquias mientras están celebrando sus misas, hay personas que llegan con altoparlantes durante la eucaristía y eso es triste. Recuerdo la frase de Benito Juárez, ex presidente mexicano, que decía el respeto al derecho ajeno es la paz, creo que las personas que están celebrando la eucaristía merecen todo el respeto. Así como los manifestantes, yo invitaría con esta frase de Juárez que nos respetemos, así vamos construyendo esa cultura de paz y no una cultura de violencia”.

Ante las ofensas que dicen en los altoparlantes, el purpurado afirmó que como Iglesia oran, oran por las personas que les ofenden, orar por los que les calumnian, que les difaman. Y tienen una tranquilidad de corazón.  En los ejercicios espirituales que realizaron la semana pasada, el predicador les dijo que hay que orar, descubrir la voluntad del Padre, tener esa presencia de Cristo en sus corazones y no guardar odio. “Creo que los obispos de la Conferencia Episcopal no guardamos odio en nuestro corazón, siempre vamos a predicar el amor, invitamos a todos los nicaragüenses, hombres y mujeres de buena voluntad que no dejemos que el demonio siembre odio en nuestro corazón, si no dispongámonos a recibir el Espíritu Santo que da siempre frutos de amor.”