Editorial

Crecimiento económico de Honduras

Editorial del Domingo 9 de Septiembre de 2018
Crecimiento económico de Honduras
Se espera que los resultados del Diálogo Político produzcan un clima de paz, respeto y reconciliación nacional, para poder mantener el funcionamiento de la producción nacional.

Según la última actualización acerca del crecimiento que experimentará América Latina como un todo, en 2018, y de acuerdo a las cifras calculadas por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) se ha estimado un 1.5%.
El crecimiento de la economía hondureña en 2017, fue el nivel más alto que hasta ahora, se ha experimentado en la última década (4.8%), Para 2018 las proyecciones disminuyen la tasa de crecimiento hasta llegar a un 3.9%. Pero aun así, se calcula que será el crecimiento más alto de la región centroamericana.
En efecto, en Costa Rica con un Gobierno que recién asume la gestión de la economía, se espera una tasa de crecimiento de 3.3%. En Guatemala con una Presidente de la República que está amenazado de ser enjuiciado, se supone que su economía no tendrá un incremento mayor de un 2.9%. En El Salvador con un año conflictivo por la realización de elecciones generales se calcula un crecimiento de 2,4%. Nicaragua es un caso muy particular, dado al conflicto entre el Gobierno y los distintos sectores sociales y políticos, en enfrentamientos continuos, todo lo cual ha repercutido sobre el desarrollo productivo de la nación, por lo cual puede incluso llegar a sufrir una disminución, de sus cifras anteriores, hasta llegar a un bajísimo 0.5%.
En el marco global de la economía mundial se espera una expansión cercana al 3%, y existe amplia liquidez y las tasas de mercado mundial no se han incrementado. Además se espera que el consumo privado siga siendo el que impulse la demanda interna y se constituya en el mayor factor dinamizador de la economía.
De manera que el crecimiento de la economía hondureña es el séptimo más alto de América Latina, siendo los más representativas las proyecciones de la República Dominicana (5.4%) y Panamá (5.2%), países con los cuales Honduras está muy cercano y con los cuales se tienen excelentes relaciones políticas y comerciales. En cuanto al crecimiento del Producto Interno Bruto para 2018, según cálculos del Banco Central, se estima que en Honduras será de 3.6% a 4%. Los factores que más determinan estas cifras son la necesidad de incrementar, aun mas, los niveles la inversión pública en Honduras, y la baja en el precio de ciertos productos de exportación como el café y el aceite de Palma Africana.
Aspectos que habrán de tomarse en cuenta para afirmar estas proyecciones es la solución que los Estados Unidos darán al problema migratorio del TPS. Dado que si se toman decisiones migratorias muy severas, .disminuiría el monto de las remesas familiares, afectando fuertemente la fortaleza de la economía hondureña en el futuro.
Una situación que podría influir en la economía es la inestabilidad en el mercado mundial por el establecimiento de aranceles extraordinarios, entre los Estados Unidos y China Continental. Lo cual puede influir sobre la disponibilidad de liquidez en el seno del mercado financiero internacional.
Otro aspecto a considerar es la necesidad de mantener un clima político con estabilidad al interior de Honduras, pues es muy fácil caer en situaciones de desequilibrio como las que están ocurriendo en Nicaragua o Venezuela, lo cual conduce fácilmente al colapso de toda la economía del país, afectando especialmente a los más pobres. En este último asunto se espera que los resultados del Diálogo Político produzcan un clima de paz, respeto y reconciliación nacional, para poder mantener el funcionamiento de la producción nacional.
Hay que tener en cuenta que la economía hondureña, necesita de muchos estímulos, ya que es muy vulnerable por varios factores: el número de habitantes (9 millones), la inequidad, los niveles de pobreza ( 70%) y de exclusión (44%).
Recordemos las Palabras del Señor Jesús: “Busquen primero el Reino de Dios y su justicia…..lo demás vendrá por añadidura”.