2018 Break Educación En el Mundo Familia Iglesia Noticias

Francisco: El dinero “verdadero” se hace con el trabajo que dignifica.

La reflexión del Papa Francisco en la entrevista concedida  a Il Sole 24  Ore, que se encuentra hoy en los quioscos, es sobre la gestión de la economía y de la finanza, la creación de nuevo trabajo, el respeto del ambiente y de la acogida de los migrantes pasan todos por una ética “amiga de la persona”, “fuerte incentivo” para una conversión de la que “tenemos necesidad”.

El Papa advirtió que la economía de hoy “mata”, porque “la persona ya no está en el centro”, “obedece sólo al dinero” y “hacer dinero se vuelve el objetivo primario y único”, y alertó sobre la construcción de “estructuras de pobreza, esclavitud y de descarte”. 

EL PAPA SALUDA A LOS TRABAJADORES
El dinero verdadero se hace con el trabajo que crea dignidad y más trabajo fue una reflexión que hizo el Papa a un medio de Italia.

“Falta la conciencia de un origen común, de una pertenencia a una raíz común de humanidad y de un futuro que debemos construir juntos. Esta conciencia de base permitiría el desarrollo de nuevas convicciones, nuevas actitudes y estilos de vida.

Una ética amiga de la persona tiende a la superación de la distinción rígida entre realidades volcadas a la utilidad y las orientadas no al mecanismo exclusivo de las ganancias, dejando amplio espacio a actividades que constituyen y amplían el llamado tercer sector”, sostuvo. 

“La importancia actual de la actividad financiera con respecto a la economía real no es casual: detrás de esto está la elección de alguien que piensa, equivocándose, que el dinero se hace con el dinero. El dinero, el verdadero, se hace con el trabajo. Es el trabajo lo que confiere la dignidad al hombre, no el dinero. El desempleo que atañe a diversos países europeos es la consecuencia de un sistema económico que ya no es capaz de crear trabajo

Al ser consultado sobre si un empresario pueda ser un “creador” de valor para la propia empresa y para los demás, a partir de la comunidad en la que vive y trabaja, el Papa recordó cuán importante es “la atención a la persona concreta”, lo que significa “dar a cada uno lo suyo”, “sacando a las madres y a los padres de familia de la angustia por no poder dar un futuro, y ni siquiera un presente a sus propios hijos”. , porque ha puesto en el centro a un ídolo, que se llama dinero”, subrayó. 

Francisco exhortó “a desarrollar la solidaridad y a crear un nuevo orden económico que no genere más descartes, enriqueciendo la actividad económica con la atención a los pobres y la disminución de las desigualdades”. Tenemos necesidad, subrayó, “de coraje y genial creatividad”.