Diócesis La Ceiba

Retornan a la felicidad que perdura

Un encuentro de tres días que se tradujo en una gran manifestación de amor celestial al presente de la Iglesia, los jóvenes.

Rolando Obando
http://www.suyapamedios.com
Varios jóvenes de la Diócesis, de La Ceiba, vivieron en carne propia; la historia del hijo prodigo (Lc 15, 11-32) pues luego de muchas experiencias dolorosas en la vida, retornaron a los brazos del Padre Misericordioso.
Esto se dio en la III Jornada Juvenil Diocesana donde participaron más de 80 Jóvenes, quienes, según las valoraciones del equipo coordinador “Entre llantos espontaneas por la experiencia religiosa” y risas de emoción por el momento los jóvenes poco a poco a poco se despojaron de tantos problemas que los agobiaban,” problemas que no les permitía actuar con libertad, problemas que les aquejaban, convirtiéndose en rebeldes”. Acoto el equipo coordinador de la jornada.

Una juventud sedienta de amor Con este encuentro diocesano, se confirma que la juventud esta sedienta de amor, el joven pide que lo escuchen, les atiendan, que se tomen en cuenta que por muy pequeños, que se crea que son los problemas, estos los agobian; son situaciones causantes de tragedias, de estrés, desanimo, temores, angustias, baja auto estima, y que muchas veces casos que los orillan al suicidio.
Tal como dice el Papa Francisco “La primera Iglesia es nuestro hogar” es ahí donde radica la solución de algunos problemas, por ejemplo identificar la verdadera razón de por qué los jóvenes, bajan su rendimiento escolar, por qué se aíslan, por qué se vuelven tímidos y temerosos.

jovenes2“JESÚS Y MARÍA PROTAGONISTA DE MI VIDA”,
Fue el slogan del encuentro que transcurrió entre oraciones, dinámicas y charlas tiempo justo para que Jesús y María, hicieran de las suyas en la vida de los jóvenes presentes en el retiro

A %d blogueros les gusta esto: