Salud Sin categoría

Evite el estrés, la enfermedad del siglo XXI

El estrés no sólo es responsable de numerosas afecciones, entre ellas las cardiovasculares, digestivas y neurológicas, entre otras; sino que disminuye nuestra calidad de vida y eficiencia individual. Más aún, la felicidad misma es incompatible con esta afección.

man-destressing-relaxing-mindful-meditation-iStock_000019084932_Medium

He aquí practicos consejos para combatirlo:

  • Haga deporte: Una de las mejores formas que tenemos a disposición para prevenir, aliviar o tratar el estrés es la actividad física. Es un método para liberar endorfinas.
  • Respire: La respiración es el puente que conecta la vida con la conciencia, que une el cuerpo con los pensamientos.
  • Duerma mejor: Si tiene problemas para dormir, controle la ingesta diaria de cafeína, de un paseo, evite los dispositivos electrónicos antes de acostarte, practique ejercicios de respiración y mantenga los pies calientes.
  • Ríase: También relacionado con las endorfinas, sobre todo si es a carcajadas, se podrá disfrutar de muchos beneficios como un mejor ritmo cardíaco, mayor irrigación sanguínea, mejora de la función pulmonar, etc.
  • Coma de forma saludable: La alimentación tiene mucho que ver con cómo nos sentimos. Los alimentos con harinas blancas, la comida rápida, los refrescos, los dulces y los fritos no ayudan a mejorar la situación. Sería más conveniente optar por vegetales, frutas, legumbres, cereales integrales etc.
  • Optimismo: “El optimismo parece reducir la inflamación por estrés y los niveles de las hormonas del estrés, como el cortisol. También puede reducir la probabilidad de contraer enfermedades, al aminorar la actividad del sistema nervioso parasimpático.
  • Vaya más despacio: Frenese y disfrute de la vida. Cuando va demasiado deprisa, no solo se está perdiendo el paisaje, sino que también pierde el significado de hacia dónde va y por qué.
  • Desconéctese: No debemos estar conectados ni sobreestimulados las 24 horas del día. Deje el móvil en otra habitación cuando come o duerme, no vea la televisión antes de dormir y evite los dispositivos digitales un rato antes de irse a la cama.
  • Medite: La meditación parece resultar efectiva para cambiar el modo en que respondemos a los estímulos externos.
  • Vaya al médico: Si no es capaz de cambiar su estilo de vida, tiene signos de alarma (síntomas físicos o psíquicos) o el estrés interfiere en su vida personal, laboral o familiar, acuda a un especialista en salud mental.
A %d blogueros les gusta esto: