2018 Break Sin categoría

El museo nacional de Río de Janeiro se quemó en su totalidad pero ¿Cuáles son las pérdidas?

La noche del domingo 02 de septiembre, fue bastante triste, trágica y nostálgica para el pueblo brasilero. Uno de los emblemáticos lugares, el museo nacional de Río, fue devorado por las llamas en un incendio del que se desconoce aún su causa. Este santuario del arte, la literatura, la música y la cultura brasileña, sucumbió bajo el calor del fuego que consumió en segundos la historia del país carioca.

INCENDIO MUSEO BRASIL 3.jpg

Se perdieron piezas únicas provenientes de todos los continentes, desde el Paleolítico hasta el siglo XIX. A continuación, enumeramos algunas de las más importantes:

  • Lucy fue el esqueleto humano más antiguo del continente americano, hasta que encontraron a “la mujer de Naharon” en las cavernas de Tulum en el estado de Quintana Roo.
  • En 1826 el comerciante Nicolau Fiengo trasladó de Marsella a Brasil la colección egipcia del al famoso explorador italiano Giovanni Battista Belzoni, responsable de excavar la Necrópolis de Tebas (actual Luxor) y el Templo de Karnak. Las más de 700 piezas que pertenecían a esta colección (la más grande en su tipo de América Latina) fueron puestas a resguardo del Museo Nacional junto a momias humanas y de animales (gatos, ibis, peces y cachorros de cocodrilo) que llegaron posteriormente. Esta colección era la más antigua del continente.
  • Más de 56 mil por fósiles de plantas y animales y alrededor de 18 mil 900 registros, divididos en núcleos de paleobotánica, paleoinvertebrados y paleovertebrados; se perdieron para siempre en el incendio. Los catálogos del Museo Nacional muestran que poseía uno de los más significativos acervos paleontológicos de América Latina, sin contar reconstituciones, réplicas, modelos y moldes que se almacenaban en el edificio.
  • Alrededor de 750 piezas arqueológicas de las civilizaciones griega, romana y etrusca conformaban una de las colecciones más grandes de nuestro continente y la más valorada por los estudiosos del museo. Gran parte de ese acervo corresponde a la colección grecorromana de la emperatriz Teresa Cristina y de la colección de la reina Carolina Murat, hermana de Napoleón Bonaparte y esposa del rey de Nápoles, Joaquim Murat.

INCENDIO MUSEO BRASIL.jpg

Estas obras de arte y muchas más, se volvieron ceniza en instantes. Así era el Museo Nacional de Río de Janeiro que la noche del domingo fue devorado por el fuego.