Actualidad Sin categoría

Lento crecimiento económico y corrupción impiden reducción de pobreza, según economistas.

 

La pobreza en Honduras se cuantifica en 64 por ciento, según datos de organismos internacionales y el lento crecimiento económico del país, no es el suficiente para poder reducirla, es por ello que la economía nacional requiere de una transformación en su modelo financiero incluyente y que genere una alta cantidad de empleos.

Según el Banco Central de Honduras el crecimiento económico proyectado para este año será entre 3.6 y 4 por ciento, una cifra que expone que el país presentara cambios positivos en la macroeconomía,  pero este  analista financiero explica que este incremento no se verá reflejado en el mejoramiento de la calidad de vida de más de 3 millones de hondureños estancados en la pobreza.

Pero uno de los flagelos que genera que la pobreza siga empantanada a pesar de la millonaria inversión en programas de asistencia social, es la corrupción que impide que fondos públicos destinados al combate de la miseria sean invertidos en estrategias  como programas educativos que aminoren este inconveniente.

El Estado hondureño pierde anualmente 4.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a más de 21 millones de lempiras, como consecuencia de la corrupción en el país,  estima el Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH)

De acuerdo a la Agencia Española de Cooperación Española para el Desarrollo, la pobreza en Honduras aumentó 1,5 puntos porcentuales entre 2014 y 2017 pese a una inversión de más de 4.201 millones de lempiras que el gobierno destinó a financiar el Programa Bono Vida Mejor.

 

A %d blogueros les gusta esto: