2018 Break Familia Salud

Como detectar cuando un lunar es maligno

Durante el crecimiento de la persona, la piel se va llenando de lunares, aunque los primeros pueden aparecer en el desarrollo embrionario o en los primeros meses de vida, todos los demás se desarrollan entre la segunda y tercera década. Más allá de la mayor o menor cantidad de lunares que uno tenga, lo que  importa es no perder de vista a estas pequeñas manchas de la piel, porque algunas pueden llegar a ser malignas.

La mayoría de las personas tienen lunares, y casi todos son inofensivos. Sin embargo, es importante reconocer los cambios en un lunar (como su tamaño, forma o color), lo cual puede que sugiera que un melanoma (cáncer en la piel) se esté desarrollando.

Cuidado a estas señales

lunares

La señal más importante para el melanoma es un lunar nuevo en la piel o uno existente que haya cambiado en tamaño, forma o color. También hay que poner cuidado a un lunar que luzca distinto a los otros en su piel (conocido como el signo del patito feo). Si presenta cualquiera de estas señales, acuda a su médico para una revisión de la piel.

La regla ABCDE es otro método para identificar las señales habituales del melanoma.

A de Asimetría: la mitad del lunar o marca de nacimiento no corresponde a la otra mitad.

B de Borde: los bordes son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos.

C de Color: el color no es uniforme y pudiera incluir sombras color marrón o negras, o algunas veces con manchas rosadas, rojas, azules o blancas.

D de Diámetro: el lunar mide más de 6 milímetros de ancho (alrededor de ¼ de pulgada o aproximadamente del tamaño del borrador de un lápiz), aunque los melanomas algunas veces pueden ser más pequeños que esto.

E de Evolución: el tamaño, la forma o el color del lunar están cambiando.

Ponga mucho cuidado y notifique a su médico si observa lunares que tengan cualquiera de las características anteriores.

A %d blogueros les gusta esto: