Familia

8 claves para el buen desempeño escolar de sus hijos

La experiencia demuestra que cuanto más presentes y activos estén los padres, los hijos no sólo se sentirán asesorados, sino acompañados activamente.
Suyapa Banegas | http://www.suyapamedios.com
Las investigaciones científicas demuestran claramente que los niños son mucho más aptos a tener éxito en el aprendizaje cuando sus familias los apoyan activamente.

Cuando las familias leen con sus hijos, dialogan con sus maestros, participan en la escuela o en otras actividades educativas y les ayudan con sus tareas escolares, les otorgan una gran ventaja. La tarea escolar representa una oportunidad para que los niños aprendan y para que las familias participen en la educación de sus hijos. Sin embargo, ayudar con la tarea escolar no siempre es fácil y ahora se vuelve un reto ya que el vertiginoso ritmo de la sociedad obliga a ambos padres a realizar trabajos fuera del hogar.¿Cómo puedo hacer para que mi hijo tenga mejores resultados en el estudio? Aquí les mostramos una práctica guía para que usted pueda convertirse en el aliado número para el buen desempeño escolar de sus hijos.

Supervisa y motiva
Revise las asignaciones que ya hicieron sus hijos, verifique que haya comprendido y dele siempre palabras que lo estimulen por haber hecho un buen trabajo.

Dele un buen ejemplo
Haga su trabajo de una forma organizada, cultiva el hábito de la lectura y muestrele que lo adecuado es estudiar con dedicación para obtener buenos resultados.

Comunicación con el maestro
Si los niños presentan dificultades, en la casa como en la escuela al momento de desarrollar sus actividades, consulte con el maestro mantener comunicación con ellos es vital.

1 Rutina
Lo primero es que los niños tengan un horario de trabajo. Que, al llegar del colegio, sigan una rutina. Por ejemplo, lavarse las manos, tomar té, descansar un rato y luego hacer tareas. Es importante que tengan un horario fijo. Ojalá haya un reloj grande cerca de ellos.
2 Ambiente
El entorno de los infantes debe estar en calma. El lugar donde hagan las tareas debe ser cómodo, bien iluminado, siempre el mismo y sin ruido. Ojalá tenga luz natural. No puede estar prendida la radio, ni la televisión, ni que otros niños estén jugando en el mismo espacio.
3 Estímulo
La mamá o el papá debe ser muy cálido(a) al momento de hacer las tareas. No alegar contra el colegio, por el cúmulo de trabajo que les mandan (aunque lo piensen) ni tratar al niño de tonto porque no entiende sus deberes. Es un momento muy delicado donde debe haber calma.
4 Orden
Del orden exterior se desprende el orden interior: que el niño tenga encima del escritorio o mesa sólo los libros que va a usar. Que estén los lápices, goma, reglas y otros materiales a mano. Que empiece ordenadamente por la primera tarea y después ordene todo en su lugar.
5 Hábito
Cuando están comenzando (primer año básico) es necesario crear el hábito. Para eso, es fundamental acompañar al niño. Que el papá, la mamá o la persona encargada del niño estén supervisando. Eso no significa hacer la tarea. Se debe formar la costumbre desde muy pequeño.
6 Estímulo
Al terminar, sea cada día, sea una vez por semana, es fundamental premiarlo. Que el niño perciba que su esfuerzo ha sido recompensado, sobre todo en primero básico. Un premio puede ser simplemente mirarle una a una las tareas y felicitarlos por lo lindas que quedaron.
7 Revisión
Mientras el papá o la mamá acompaña, puede aprovechar el tiempo revisando los cuadernos hacia atrás: que las materias estén completas, los títulos subrayados, las actividades terminadas. Si está incompleto, que el niño se consiga el cuaderno de un amigo ordenado y comparar.
8 Previsión
Cuando se encargue a los niños un trabajo de investigación o la lectura de un libro, es importante ayudarles a organizarse, recordemos que somos su ejemplo. Que se fijen pequeñas metas por día, para no acumular todo el trabajo para el final.

CONSEJO
Un padre involucrado con sus hijos es un padre con voz, que puede luchar y desempeñar un papel central para batallar por la educación.