2018 Break En América Familia Iglesia Noticias

La Iglesia venezolana no se olvida de los presos políticos y comunes

 

El Episcopado invita a estar atentos a las violaciones de los derechos humanos y al debido proceso de los presos políticos y comunes a través de una carta que hizo pública en conferencia de Prensa

Visitar a los “privados de libertad” es una de las obras de misericordia que cumplen los cristianos en el mundo entero. Tiene como base la expresión de Jesucristo recogida por San Mateo: “Estuve en la cárcel y me visitaron”.

También la carta a los Hebreos, recuerda “Acuérdense de los que están presos, Como si ustedes mismos estuvieron también con ellos en la cárcel. Pienen en los que son maltratados, pues también ustedes tienen un cuerpo que puede sufrir”.

En su documento la Iglesia venezolana asume para si este compromiso y ante la encrespada realidad social y política en que está inmersa, constantemente lo recuerda no solo en la oración, sino que lo practica llevando comida, ropa y medicamentos a los centros de reclusión.

wePRESOS EN VENEZUELA.
La Iglesia venezolana no se olvida de los presos políticos y comunes

A pesar de que el cumplimiento de esta obra de misericordia, la mayoría de las veces encuentra impedimentos por parte del gobierno venezolano.

“Las aprehensiones a parlamentarios, funcionarios o ciudadanos en base a indicios o presunciones de la responsabilidad penal, conllevan a detenciones arbitrarias, tratos crueles o inhumanos, torturas y desapariciones forzadas, supuestos que atentan a todo evento contra la integridad física y psíquica de los ciudadanos”, recordaron desde la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Roberto Lückert León, arzobispo emérito de Coro y el padre Saúl Ron Braasch, ambos de la Comisión de Justicia y Paz.

“Nadie puede ser privado de la dignidad”, titularon el comunicado enviado a los medios, a propósito de la detención y el proceso judicial llevado a cabo contra el diputado Juan Requesens, acusado de formar parte del supuesto atentado contra Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto, en la avenida Bolívar de Caracas.

En ese contexto, la Iglesia insta al gobierno nacional “a cesar la represión violenta contra los ciudadanos, acciones que se suman a la situación de crisis de inseguridad y desequilibrio social que vive el país”. Igualmente, pide al Consejo Moral Republicano “proteger los Derechos Humanos de los ciudadanos y a investigar las responsabilidades administrativas de los funcionarios que vulneren estos derechos”.