2018 En el Mundo Familia Iglesia Noticias

El Papa invitó en su catequesis respetar el segundo mandamiento

 

El Papa Francisco en su audiencia de este miércoles 22 de agosto  se refirió al segundo mandamiento del Decálogo  <<No tomarás el nombre de Dios en vano>>

Así lo manifestó el Santo Padre al continuar con el ciclo de catequesis dedicada a los Mandamientos “Pronunciar el nombre de Dios quiere decir asumir su realidad, entrar en íntima relación con él.

Pope Francis waves as he arrives to lead his Wednesday general audience in Saint Peter's square at the Vatican
El Papa Francisco en la Audiencia del miércoles.

A nosotros cristianos, este mandamiento nos recuerda que hemos sido bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y que debemos vivir nuestra vida cotidiana en comunión real con Dios, sin hipocresía, como los santos, cuyo ejemplo de vida toca el corazón de todos y hace más creíble el anuncio de la Iglesia”,

 El Papa afirmó “hoy afrontamos el mandamiento No pronunciarás en vano el nombre del Señor, tu Dios (Ex 20,7). Justamente afirmó el Santo Padre  leemos esta Palabra como esta invitación a no ofender el nombre de Dios  y a invitar usarla inapropiadamente”.

Escuchémos mejor, invita el Papa, la versión “No pronunciarás” traduce una expresión que literalmente significa, en hebreo como en griego, “No tomarás sobre ti, no te harás cargo”. Y la expresión “en vano” es más clara, agrega el Santo Padre y significa: “sin carga, en vano”. Se refiere a un sobre vacío, a una forma sin contenido. Es la característica de la hipocresía, del formalismo y la mentira.

Antes de concluir su catequesis, el Papa Francisco saludo a los peregrinos de lengua española provenientes de España y América Latina. “Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española  provenientes de España y América Latina.

En la fiesta de la Coronación de la Virgen María, pidámosle a nuestra Madre del Cielo que nos ayude a invocar el nombre de Dios en todo momento, sabiendo que Dios nunca dejará de escuchar a quien acude a él con fe y esperanza. Que el Señor los bendiga. Muchas gracias”.