Diócesis San Pedro Sula

Realizan brigada médica en El Merendón

Las obras de misericordia llegan a la parte alta de San Pedro Sula, brindando un poco de respiro ante la necesidad.
CECODI
http://www.suyapamedios.com
Un entusiasta y comprometido grupo de 17 misioneros voluntarios americanos comprendidos, en doctores, dentistas, enfermeros, y asistentes de salud y 12 voluntarios llevaron la brigada médica anual de la Iglesia Sacred Heart of Jesús de Broussard, Louisiana a las comunidades de El Merendón específicamente a la Fortuna.

Valor Los voluntarios de la Fundación Misioneros de Esperanza de San Pedro Sula, acompañaron a los voluntarios extranjeros los días 16, 17 y 18 quienes se adentraron en la montaña de El Merendón para brindar atención médica a unas 1295 personas de las distintas aldeas que fueron atendidos en los servicios de medicina general, medicina dental y extracción y limpiezas dentales. Además de las asistencia médica se les entregó a las familias 500 kits médicos para enfermedades y padecimientos comunes, 500 paquetes de meriendas para niños y a las familias con recién nacidos o embarazadas se les obsequiaron 5472 unidades de pañales, que son bastante necesarios en esa etapa.

Seguimiento Cada año las expresiones de gratitud de los pacientes terminan siendo el mejor premio que los misioneros pueden llevar consigo en sus corazones posterior a una ardua labor en las montañas, por lo que este tipo de actividades, cada vez son más frecuentes en estas zonas, buscando siempre el beneficio de las personas más desposeídas, sobre todo, de los niños que en muchas ocasiones sufren las calamidades. Estas alianzas estratégicas, generan también una satisfacción personal para quienes llegan al país para brindar un poco de lo que Dios les ha dado, haciendo vivo el Evangelio del Señor Jesús, de amar al prójimo como a sí mismo, partiendo de las obras de la misericordia que tanto se han promulgado en la Iglesia desde el año santo de la Misericordia y que deben ser un proyecto de vida para todos los cristianos.

‘’El sufrimiento del otro constituye un llamado a la conversión, porque la necesidad del hermano me recuerda la fragilidad de mi vida, mi dependencia de Dios y de los hermanos”
Francisco
Sumo Pontífice