Familia

La familia es promotora de buenos hábitos por el bien de la Casa Común

En el mundo se genera de siete a 10 millones de toneladas de basura, desecho que contamina el ambiente y pone en riesgo a gran parte de los seres vivos.
Delfina Janeth Lagos http://www.suyapamedios.com
En el año 2015 el Papa Francisco publicó su segunda encíclica de nombre Laudato Sí, en ella se centra en el planeta Tierra, en hacer conciencia de todo lo que la estamos dañando.

Ante esa publicación surge la pregunta ¿qué estamos haciendo para lograr cuidar la Casa Común?
Ante esa interrogante Fides continúa con la reflexión de la revista que circula en el mes dedicado al matrimonio y familia, donde la Comisión Nacional de Pastoral Familiar de Honduras, hace énfasis que la familia es la responsable de cuidar la Casa Común y el objetivo de esta semana es aprender y poner en práctica la conversión ecológica.

Compromiso en familia Una conversión a la que estamos llamados a creer y amar la naturaleza, la familia Laínez Siu, un núcleo compuesto por dos hijas mantiene ese compromiso de mostrar a la sociedad que el hábito de cuidar todo lo que Dios regaló, es un compromiso que nace en la familia.
“Es triste mirar cómo tiran la basura de los buses, que madres de familia delante de sus hijos lanzan desperdicios en las aceras, que ejemplo les estamos dando a este futuro de Honduras, sabemos que es complicado acostumbrase hacer aplicado pero toca aprender y luchar por esa conversión por el bien de esta casa que Dios ha regalado”, expresó Guillermo Laínez.
La realidad que vive el planeta hoy en día no es nada agradable, según datos que maneja el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en el mundo se genera de siete a 10 millones toneladas de basura, y ese panorama la población esta reacia a aceptar, es por ello que se debe tomar conciencia a ejemplo de la familia Laínez Siu.

“La cuestión ecológica es vital para la supervivencia del hombre y tiene una dimensión moral que atañe a todos”
Francisco
Papa

1 Estrategia
En mi familia hemos optado por tener sólo un televisor en un rinconcito de la casa, antes teníamos en los cuartos, pero eso nos ha ayudado primero a pasar más tiempo juntos y segundo, ahorrar energía. Hoy en día la costumbre es derrochar sin pesar, eso sucede con el agua y el en hacer uso indebido de la energía eléctrica. expresó Guillermo Laínez.

2 Responsabilidad
Tratamos de evitar el uso de plásticos en el hogar y los fines de semana luchamos por incentivar a los vecinos de la importancia de reciclar y lo hacemos limpiando los solares, colocando la basura en su lugar. Esto lo forjamos porque este es el planeta que heredarán nuestros hijos, expresó Claudia Siú, madre de este hogar.

3 No desperdiciar
Parte de otra estrategia que les ha funcionado es no desperdiciar la comida “tratamos que lo que se va cocinar sea lo necesario que vamos a comer, el hecho de tener trabajo no es sinónimo que se va tirar a la basura o ya que lo que botamos otro lo necesita, ese hábito nuestras hijas lo tienen bien claro”, agregó la familia Laínez.