Entre Café...

Amaro García, un abogado defensor de la familia y la Casa Común

“La sociedad necesita ser escuchada, porque los valores de la familia se han resquebrajado”
Un hombre que ha dedicado su vida a poder inculcar los valores en Honduras, sobre todo en una célula que ha sido atacada por varios sectores: la unidad familiar.Redacción Suyapa Medios | http://www.suyapamedios.com
Amaro como se le conoce entre su círculo de amigos, ha sido siempre un abanderado de la familia. Hace tres años sufrió un problema de salud en Colombia que casi le quita la vida pero eso no lo detuvo para seguir adelante con su gran labor.

¿Cómo fue la crianza de sus padres?
Mis padres, en paz descansen, eran dos personas con características similares, mi mamá del municipio de Concordia, Olancho y mi papá de aquí, un hombre fuerte. Recuerdo que una vez estando en el colegio, mi papá me llevó a un lugar y me sentó en una acera y me dijo si escuchas un tiro corres a la casa y le decís a tu mamá que me mataron, porque estaba protestando porque no quiso firmar unas policías en la aduana de Puerto Cortes, así de recto era mi papá. Salió como si nada y eso me impactó mucho por ver cómo era. Le digo esto como algo que me marcó en mi forma de ser.

A los abogados se les ve como personas que buscan siempre corrupción ¿Qué opina sobre eso?
Hay grandes satisfacciones en la vida, y cuando la abogacía se fusiona con la justicia, son satisfacciones muy buenas, y en mi vida, he tenido muchas, pero es por la forma en que se me ha criado.

¿Cómo evitar la corrupción en las actividades públicas?
Sencillo: si hubiéramos más cristianos comprometidos en medio de la administración de la hacienda pública, posiblemente sería un mejor país, y navegaríamos con una perspectiva más grande y mejor.

¿Cómo empieza su interés por luchar por el ambiente?
Comencé como funcionario en la anterior SERNA, ahora Mi Ambiente, hace 17 años, como técnico ambiental, que no sabía nada, pero allí descubrí una ley general del ambiente, allí conocí mucha gente donde nos apasionamos mucho por el tema, y llegué a ser director legal de la Secretaría, donde choqué mucho con algunas personas, pero siempre defendí mis puntos de vista.

¿Cómo cuidar el ambiente?
Lamentablemente para nuestros gobiernos no es prioridad cuidar el medio ambiente y los recursos naturales, puede ser parte de un discurso pero no lo hacen. Tenemos un ministerio que funciona con una ley antigua y lo único que se le ha cambiado es el nombre, ese es el problema, no hay un verdadero interés, pero eso es tarea de todos, no sólo del gobierno, pero son los principales.

¿Desde hace cuánto sirve a la Iglesia?
Tengo 41 años de servir con mucho amor a la Iglesia Católica, esto siempre junto a mi esposa. Soy una persona sociable, quizás temático, con puntos de vista y convicciones muy fuertes. Con mi profesión junto con mi esposa, con lo poco que tenemos hemos sacado adelante, y esos si nunca me ha faltado el trabajo apostólico en mi vida.

¿Por qué se decide servirle al Señor?
Los caminos de Dios son hermosos. Yo estaba estudiando, y los miembros del Renovación Carismática, quisieron hacer un seminario de formación y buscaron algunas casas de mi colonia en la Kennedy, mi esposa dijo que si y se invitó a varios vecinos. Cuando llegué me sentaba a escuchar la temática que exponían. Fuimos a un retiro que me encantó y en el que creí lo que me decían y desde esa fecha no he dejado de estar activo en la Iglesia, y si uno es dócil al Espíritu Santo, camina con alegría.

¿Qué es el Movimiento Familiar Cristiano en su vida?
Mucho ha significado, con ellos llevamos más la temática de la familia en el Renovación Carismática, y luego de un tiempo pues nos fuimos quedando poco a poco al MFC y llegué a trabajar muy cerca de este movimiento organizando equipos de evangelización en aldeas y caseríos.

¿Su testimonio con una enfermedad como nos lo puede explicar?
Yo sólo recuerdo que una vez me desmayé y al despertar dos paramédicos me dijeron que yo estaba grave, y lo que me dio fue un infarto en Colombia en donde no pudieron tocarme por lo delicado. Me intervinieron en Colombia, mi cuerpo se me colapsaron los órganos principales, me pusieron un marcapasos, se me habían bloqueado las arterias porque como soy diabético. Estuvo 16 días en estado de coma, eso si mi familia nunca cuestionó a Dios, simplemente oraron, y esa convicción en 25 días hizo que yo me recuperara.

Conozca a Amaro García
Abogado de profesión, Rafael Amaro García, es un defensor del medio Ambiente, líder de la Iglesia a nivel de la pastoral familiar de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, con más de 40 años de casado, es padre de tres hijos, considerado como un testimonio de la acción poderosa de Dios.