2018 Break Sin categoría

Es día del Ingeniero y el padre Daniel Velásquez nos ofrece una reflexión.

»Para poder progresar y crecer en una profesión, es necesario ser un excelente profesional y un fiel creyente»

Hoy es día de los ingenieros: ¿pero qué tipo de ingenieros necesita este mundo?

Hay personas que lo que buscan es simplemente un salario y también, hay profesionales que aman y disfrutan su trabajo. Si es lo segundo, debemos centrarnos en que su vida, gira en torno al agradecimiento a Dios por lo que son y lo que hacen, pero para ser agradecidos solo basta la fe, y en relación a la fe queridos hermanos ingenieros, tienen un patrón a seguir como lo es San José, un hombre de fe que no se exaltaba a si mismo por ser el protector o custodio del hijo de Dios, un hombre que daba testimonio con su vida.

Hoy, uno de los problemas más difíciles que enfrentan los cristianos, es cómo vivir y dar un buen testimonio en sus trabajos y más en nuestro país, donde el flagelo de la corrupción está en todos los campos de la sociedad. Tristemente, se da que a muchos cristianos les da pena y esconden su fe en el trabajo por miedo al rechazo y burlas de los demás. Vivimos unos tiempos terribles, donde la corrupción hace a un lado la fe, los valores, los principios, etc, donde vale más el dinero que la dignidad.

INGENIEROS.jpg

Queridos ingenieros, ustedes que son cristianos, que conocen su fe, que han tenido una experiencia con Jesucristo, les invito a ser coherentes con su vida y vocación, a ser y vivir con la fe puesta en el Señor Jesús, a vivir como verdaderos discípulos, a no tener miedo de vivir como el Señor manda.

Queridos hermanos ingenieros: valores su vocación, su servicio, amen su trabajo, pongan en él, su sacrificio, entrega, den lo mejor de ustedes para ser constructores de viviendas, donde el primer amor que reciba esa obra, es el que ustedes le darán con su trabajo. Sean constructores de puentes físicos, por los cuales las personas puedan pasar de un extremo a otro, pero también, sean constructores del puente del amor cristiano, en el cual las personas puedan ver en ustedes, una fe auténtica, que se demuestre con palabras y acciones, practicando la misericordia, la honradez, el servicio, la lealtad en sus obras y en su servicio.

INGENIEROS 2.jpg

Queridos ingenieros: escuchen la voz del Señor, como la escuchó su patrón San José, que confió sin cuestionar el plan de Dios en su vida y en su misión. Hoy, el Señor los invita a ustedes a seguir su voz, a confiar en Él, a vivir su fe sin miedo, vergüenza o pena. Muéstrenle a los demás que creen y confían en el Señor, por medio de una vida coherente. Sean constructores de ciudades eternas pero también, constructores del Reino de Dios en sus trabajos, familia y sociedad.

Sean constructores de carreteras que unan ciudades terrenas pero también, sean constructores de paz, amor y que son caminos que unen a los hermanos en una sola fe y una sola salvación. Un ingeniero con fe, es alguien temeroso de Dios, honesto, justo, responsable, humilde, respetuoso, es un buen cristiano, un buen hermano y un excelente profesional, que gracias a esas cualidades, su forma y trabajo crecerán cada día.

INGENIEROS 3.jpg

Un ingeniero sin fe, es un funcionario, un asalariado, es un egoísta, alguien que solo vive pensando en sí mismo y fácilmente puede caer en la corrupción, que no construye el Reino de Dios, sino que lo destruye. Queridos ingenieros: valoremos, vivamos y sintamos alegres con nuestra fe, demostremos que no nos dé pena ni miedo, decir y vivir como discípulo de Cristo.

Con mi bendición y oración para ustedes en este día. Padre Daniel Velásquez.

A %d blogueros les gusta esto: