2018 Break Sin categoría

(VIDEO) En la memoria de San Maximiliano Kolbe, recordamos el momento en que el Papa oró en su celda.

Para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, el Papa Francisco visitó el campo de concentración de Auschwitz, Polonia, para estar en la propia celda que sirvió para la reclusión de Maximiliano Kolbe previo a su muerte en cámara de gas. El Santo Padre tomó asiento y oró por largo rato entre el ambiente tenso y oscuro que provoca esta celda, además del recuerdo del duro martirio de este santo.

El Pontífice quiso orar en silencio en la misma celda donde murió San Maximiliano María Kolbe, ara del sacrificio de amor que este mártir de la caridad llevó hasta el extremo, aquel 14 de agosto de 1941, víspera de la Asunción de Virgen María. Seis minutos duró esta íntima plegaria del Santo Padre, entre las paredes que abrazaron la santa muerte del P. Kolbe.

PAPA KOLBE 2

San Maximiliano, que ardía en deseos misioneros para conquistar el mundo para Nuestro Señor a través de la Inmaculada, concluyó su misión en esta celda, dedicando hasta su último aliento a extender la gloria de Nuestra Madre Santísima. El P. Konrad Szweda recuerda como “ante el bloque número 15, entre montones de piedras y cacharros” se reunían los presos desnutridos y cubiertos de heridas infectadas. “Entre ellos está el P. Kolbe, apaleado, con la cara llena de cardenales” (Conferencia del PMK, 379-380, Campo de Concentración de Auschwitz). Según su testimonio, para pronunciar su sermón “utiliza como púlpito una carretilla que sirve para llevar las piedras; como sotana y estola tenía harapos llenos de piojos”. “Pero sus palabras son como una espada de doble filo que atraviesa el corazón”- afirma. Sus últimas palabras estuvieron dedicadas a meditar sobre la Inmaculada y su relación con la Santísima Trinidad.

Así fue el momento en que el Papa Francisco oró en la celda de San Maximiliano María Kolbe.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: