Entre Café...

María Elena de Quan, una fiel defensora de la vida

María Elena de Quan, una fiel defensora de la vida
“He pasado varias pruebas, pero jamás pierdo la calma”
Mi mayor sueño para este bello país, es que la gente que lo dirige haga las cosas bien
Delfina Janeth Lagos | http://www.suyapamedios.com
Servir a Dios y luchar por educar sobre el valor de la familia es su mayor motor. Directora del Centro para la Educación en la Vida Familiar (CEVIFA) ella es María Elena de Quan, acreedora de varios reconocimientos en defensa de la vida y hace más de 30 años trabaja con la educación de matrimonios.

¿Cuál ha sido su secreto para llegar a los más de 40 años de casada?
La comunicación, ese diálogo es fundamental en todo momento, hay días difícil claro que sí, pero los matrimonios jóvenes deben aprender, que un matrimonio no es una licuadora donde se espera haber que salga. Siempre habrá discusiones, pero lo importante es saber comunicarse que esa es una estrategia para solucionar todo problema.

¿Qué recuerda de su infancia en su natal La Paz?
Se vienen esos bonitos momentos de jugar con mis amigos, de ese tiempo de compartir con mis padres. Yo me vine a los 11 años a Tegucigalpa, pero disfrute mi niñez, corría por todo lado y recuerdo esa época de ir a la Iglesia junto a mi madre, fui acolita en mis años de niñez.

¿Qué significa ser parte del proyecto CEVIFA?
Significa un reto, para mi poder orientar en gran parte a los jóvenes es un gran compromiso una meta que lucho por llegar, ya que hoy en día el ambiente no es propicio para educar, hay tanto negativismo pero camino de la mano de Jesús y sigo por alcanzar mi meta hasta donde pueda.

¿Lleva años en defensa de valores en la familia, quien juega el papel fundamental para la educación?
La madre es ese ejemplo, ella es la principal educadora en valores, pero hoy es muy difícil ya que mamá debe trabajar junto a papá y los niños quedan solos. Hoy el ambiente es complicado la sociedad no es como la de antes que ella ayudaba a los papás a educar a los hijos y hoy los padres están solos la sociedad no es ese ejemplo para ellos.

¿Le ha sido difícil enseñar los métodos naturales de planificación familiar?
Yo me pongo de ejemplo, practiqué el método Billings durante mi vida sexual y me funcionó y trato de explicar a los matrimonios jóvenes que es efectivo, no ha sido difícil pero si ocupamos que parejas jóvenes se involucren a capacitar otros matrimonios a ellos les creen más.

¿Cuál ha sido su mayor milagro de vida?
Son varios, el primero cuando dije sí a mi segundo embarazo me infecté con un virus, y el médico me dice “Debe abortar porque su niño nacerá con malformaciones” yo sencillamente le dije no, mi hijo nacerá y nació sano. Mi segundo milagro cuando me detectan cáncer de estómago, ahí miré la mano de Dios, acepté operarme hoy no tengo estómago y aquí estoy solo trato de cuidarme.

¿Cómo fue esa etapa de recuperación de una operación de cáncer de estómago?
Fueron seis meses de constante recuperación, estar sin mi estómago pero mi esposo jugó un papel fundamental el me cuidaba con una delicadeza, me preocupaba que casi ni dormía por no despertarme. La dieta era muy delicada pero yo nunca he perdido mi fe y sigo adelante.

¿Tuvo la oportunidad de irse de Honduras por las raíces nativas de su esposo?
He viajado pero mi vida está aquí en mi país, amo mi tierra y sé que mi Honduras pude estar mejor de lo que está, en mi parroquia que hoy me congrego en el templo Santo Domingo Savio lucho por inculcar esos valores en principal a los matrimonios que amemos el lugar donde vivimos y que traslademos ese amor a los jóvenes.

¿Cuál es su mayor sueño para Honduras?
Yo amo mi familia y doy gracias por ello, y mi mayor sueño para este bello país, es que la gente que lo dirige haga las cosas bien, que luchen por lo bueno que las personas que vivimos aquí lo merecemos.

Conozca a María Elena de Quan
Casada madre de cuatro hijos, originaria del departamento de La Paz, su mayor inspiración es trabajar por la defensa de la vida. Acreedora de varios reconocimientos por investigaciones que destacan el valor de la vida en todo su sentido.