Danli Diócesis

El Paraíso se vistió de colores con la II Ultreya Diocesana

Con mucha alegría los miembros de Cursillos de Cristiandad, demostraron su fe con cantos danza y el fraterno compartir.
Ligia Laínez |
http://www.suyapamedios.com
Bajo el lema “Con Cristo y María el Movimiento de Cursillos de Cristiandad Cuida la Casa Común con Alegría”, cursillistas celebraron con mucho gozo la II Ultreya Diocesana, con el fin de compartir experiencias y seguir creciendo en la fe de comunidad.

Vivencia El magno evento se desarrolló con mucho colorido, alegría, unidad y hermandad manifestado por la asistencia de las comunidades de Yuscarán, Teupasenti, Oropolí, Jacaleapa, Danlí y los anfitriones de El Paraíso. Se contó también con la asistencia del Monseñor José Antonio Canales, Obispo de la Diócesis más joven de Honduras, quien a través de su homilía, hizo saber que ‘’deben de poner en práctica la generosidad, un valor muy importante que muchos miembros del Movimiento Cursillos de Cristiandad ya están haciendo’’, Monseñor Canales lanzó diversas preguntas: ‘’ ¿Qué tan generoso soy yo? ¿Estamos realmente teniéndole una mano al más necesitado?’’ para hacer conciencia del trabajo que se está realizando.

Mensaje La participación de muchos sacerdotes, religiosas y laicos, engalanó el evento diocesano, que tuvo como propósito enviar un mensaje de que la fe en la zona oriente de Honduras, crece cada día más y es manifestada en este caso, por Cursillos de Cristiandad. La temática utilizada fue en torno al cuidado de la “Casa Común”, siguiendo la sintonía de la Iglesia hondureña, para ello, Suyapa García de Morazán, fue la encargada de desarrollar el rollo laico en el cual dio a conocer y tener conciencia del daño que le estamos haciendo a nuestra ecología por la falta de educación y desinterés por cuidar nuestra casa común, ella apuntó que: ‘’nuestra Iglesia, nuestra familia y nuestro movimiento, es también nuestra casa común por lo tanto debemos cuidarlos y protegerlos’’. Por otra parte, el rollo místico, lo desarrolló el padre Abel Triminio, que también hizo un llamado ‘’a cuidar todo lo que Dios nos ha dado y no solo a cuidarlo y protegerlos, si no si no también a corregir y denunciar a las personas que dañan nuestra casa común’’.

Reconocimiento En este grandioso evento también se le hizo un reconocimiento a la hermana Zulema Zamora de Amador por los 50 años de perseverancia en el movimiento de cursillos de cristiandad de la ciudad de Danlí, y que dio a conocer en su testimonio que solo ha logrado perseverar esos 50 años poniendo en práctica la piedad, el estudio, y la acción.

UNA NUEVA EXPERIENCIA
Finalizada la del presente año, se dio a conocer a todos los cursillistas que la Utreya Diocesana 2019, se realizará en la comunidad de Jacaleapa, a la que se le entregó un cuadro del apóstol San Pablo Apóstol.