2018 Educación En América Familia Iglesia Noticias

“El Papa nos pide que oremos, pero también que actuemos” Padre Ángel

 

 El padre Ángel García, es conocido en España como el padre Ángel, visitó Managua durante 48 horas, trayendo un mensaje de solidaridad de la Iglesia española para con los Obispos de Nicaragua.

El sacerdote visitó al arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, en su casa de habitación. Se reunieron durante dos horas, y le entregó al primado nicaragüense una carta manuscrita, cuyo autor no es otro que Don Carlos Osoro Sierra, arzobispo de Madrid y uno de los hombres del Papa Francisco en España. Todo un símbolo de fraternidad y unión de la Iglesia, desde la península ibérica con la sufrida Nicaragua.

Padre Ángel y el cardenal Brenes salieron de la casa de habitación de este último, ubicado en el barrio occidental de Altagarcia, en Managua, para visitar un pequeño colegio católico subvencionado gestionado por la Iglesia Católica, “Casita Azul”, ubicado en terrenos que alguna vez pertenecieron a la Nunciatura Apostólica, antes del terremoto que asoló la capital nicaragüense en diciembre de 1972.

El sacerdote español se quedó admirado de la forma en la que vive el arzobispo Leopoldo Brenes. Es un vecino más del barrio. Sin seguridad, sin carro oficial, sin palacio. En la persona del cardenal de Managua, pudo ver realidad uno de los lemas que tiene colgado en su siempre activa y misericordiosa Iglesia de San Antón de Madrid: Arrodillados solamente ante Dios y un niño.

Los niños del colegio abrazaban al hombre de pelo blanco y sotana negra. El cardenal le correspondía al cariño de los infantes, lanzándose al suelo para abrazarlos y darles cariño. Para el padre Ángel, emocionado, era todo un símbolo para él.

El Padre Angel
El presidente de Mensajeros de la Paz, lleva un mensaje de solidaridad para la Iglesia Nicaraguense.

Durante el encuentro del padre Ángel con los medios de comunicación, en plena calle y a mediodía, bajo la sombra de un árbol en una calle de la capital nicaragüense, el religioso recordó a los que sufren: Desde los migrantes que llegan en balsa a las costas españolas, hasta los que siguen sufriendo en Nicaragua debido a la represión gubernamental, e insistió en el don de la unidad de la Iglesia.