2018 En América Familia Iglesia Noticias

La Iglesia cercana a su pueblo denunciando la injusticia en Nicaragua

 

El obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, Monseñor Silvio Báez, criticó la «criminalización» del derecho a protestar en Nicaragua, un día después de que el presidente Daniel Ortega insistió en llamar «terroristas» a quienes se manifiesten en su contra.

Esta semana se está llevando a cabo los festejos en honor a Santo Domingo de Guzmán, que comenzaron el domingo, con un espectáculo taurino, y concluyen el 10 de agosto. Este año, en vez de comprar petardos, algo tradicional en esta fiesta, celebrarla con el estallido de petardos, los obispos han pedido que con ese dinero se compren rosarios y sean ellos los protagonistas en la peregrinación.

Ayer, en la peregrinación se obsequiaron 15 mil rosarios. Según la tradición los festejos religiosos comienzan con la bajada el martes 31 de la imagen del santo, y una celebración eucarística, que presidió el arzobispo de Managua, el cardenal Leopoldo Brenes, quien dijo en su homilía, que uno de los objetivos de la Iglesia es fortalecer la fe en un momento difícil, un momento de contradicciones, de confrontaciones, momentos de dolor como es la muerte de tantos nicaragüenses.

«La paz social no se impone a fuerza de balas, de intimidación, encarcelamientos y procesos judiciales injustos», señaló Monseñor Báez.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por «asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias», lo que Ortega ha negado.

La CIDH ha advertido que una «tercera fase» de represión consiste en la «criminalización de los manifestantes», y la ha denominado como «más ruda, más explícita y burocrática», porque utiliza la justicia contra las personas. El mandatario ha sostenido que todo se debe a un «golpe de Estado», y ha señalado de forma directa al clero nicaragüense de ser «parte del plan golpista», detrás del cual estaría Estados Unidos, según Ortega.

Obispo-Silvio-Báez-600x381
Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua

A %d blogueros les gusta esto: