Familia Sin categoría

¿La paciencia se aprende?

El gran dolor de cabeza de muchos padres es tener que batallar con en enseñarles a sus hijos que aprendan a tener paciencia, pero esto es una escuela que según especialistas los niños lo van asimilando en el paso de los años.

Ya sea porque esperar no va con ellos. Los niños no entienden por qué no pueden conseguir las cosas en el acto, pero estudios reflejan que a partir  de los tres años se les puede ayudar y hacerles entender con más claridad.

Estas son algunas tácticas para ayudarle a ser pacientes:

  1. Dar ejemplo. Aprenden imitando

Los niños son grandes imitadores, hay que hacer gala ante ellos de nuestra mejor paciencia. Si no podemos controlarnos y la impaciencia nos pierde, hay que pedirle disculpas.

  1. Introducir pequeñas esperas

Hacia el segundo cumpleaños se puede empezar a enseñar a un niño a esperar unos minutos hasta servirle el postre, o a aguardar un poco mientras se prepara su bocadillo. Aunque le cueste, puede empezar a asimilar cosas así.

  1. Explicar por qué hay que esperar

«Las cosas quedan mucho mejor si se tiene paciencia para prepararlas, explicar con ejemplo «este sándwich estará mucho más rico si le ponemos un poco de queso encima del jamón y lo metemos un ratito en el microondas».  No siempre funcionará, pero sí a la larga.

  1. Enseñarle a no interrumpir una conversación

Se le puede tomar del hombro y decirle: «espera un momentito y te atenderé enseguida». Aunque insista, es mejor ignorarle durante un momento que no sea muy largo (quizás un par de minutos). Es importante hacer esto manteniendo la calma, y aumentar poco a poco los momentos de espera.

  1. Cumplir nuestras promesas

Si le hemos dicho «después de comer haremos el rompecabezas», o «cuando guarde la compra miraré lo que has pintado», cumplamos lo prometido, solo así aprenderá que esperar vale la pena.

A %d blogueros les gusta esto: