Editorial

Incrementar inversión

Editorial del Domingo 29 de Julio de 2018
Incrementar inversión
A pesar de que en Honduras existe un clima de exportaciones creciente, el mismo no es suficiente para absorber el enorme déficit que existe en la creación de nuevos puestos de trabajo.

Grupos de la Sociedad Civil han contribuido a generar nuevos y productivos empleos por el expediente del emprendedurismo, lo cual ha puesto a laborar a muchas personas que estaban desempleadas, pero en la mayoría de los casos, aunque se obtiene la posibilidad de la manutención familiar, no son actividades capaces de producir muchos empleos adicionales. Lo que Honduras necesita es un fuerte incremento a la inversión, especialmente de la que viene del exterior, lo cual es factible dada la posición geográfica del país, tan cerca del mercado norteamericano y conectando el Océano Pacífico con el Atlántico, por medio de buenas vías de comunicación (CA5, Aeropuerto Palmerola, Puerto Cortés, Puerto Castilla)´, de manera que existen condiciones atractivas para llamar la atención de inversionistas deseosos de aprovechar las oportunidades de realizar grandes negocios, con buenos rendimientos que sean superiores, al de su país de origen.
Desde el inicio del presente Gobierno se habló de la estrategia de establecer las ZEDES (Zonas de Empleo y Desarrollo Económico) cuya Ley orgánica está contenida en el Decreto 120-2013, y que han sido objeto de repudio por los opositores del Gobierno, aduciendo que con su instalación, se compromete la soberanía de la Nación.
Corea del Sur, ha sido la cuna de las Zedes. Y ha sido el Gobierno Coreano el que se ha encargado de hacer los estudios para su establecimiento en Honduras. De hecho, ya existe el interés de varias empresas norteamericanas, canadienses, taiwanesas, chinas y también de Centroamérica, por aprovechar estas zonas de empleo.
Los primeros lugares para su instalación se ha planeado sean Colón, Cortés y Valle, para el aprovechamiento de los puertos más importantes de Honduras. Son además departamentos deprimidos por la abundancia de personal desempleado,
De hecho, en el vecino El Salvador se ha instalado una Zedes, y también el Puerto de Mariel en Cuba se ha estado operando desde hace unos pocos años, con los criterios de una zona de empleo y de desarrollo económico. En ambos países no hubo oposición a su instalación, pues se ha visto como una oportunidad de aprovechar la introducción de
la inversión extranjera,
El clima político hondureño, cargado de violencia, odio, rencor e insultos, no estimula a que un potencial hombre de negocios, decida invertir en Honduras, pues es una cultura llena de agresividad, que no genera entendimiento entre los miembros de la sociedad.
En reciente encuesta publicada en los principales diarios hondureños, se hizo evidente la tendencia latente en gran parte de la ciudadanía, por emigrar del país para asentarse en América del Norte. Las razones esgrimidas es la falta de trabajo y la permanente y dura inseguridad contra los bienes, las familias y la vida humana
O sea que Honduras tiene una población cuyo interés no es el desarrollo de la nación, sino que su aspiración es abandonar la tierra que los vio nacer, para ir a realizarse como persona en Norteamérica. Un aspecto llamativo de la encuesta es que el pensamiento de abandonar Honduras, es compartido aún entre alumnos que se encuentran en los últimos grados de la escuela primaria,
La ciudadanía hondureña, a través de una educación fundamentada en principios y valores éticos, debe convertirse en un pueblo solidario y comprometido en construir una sociedad en la que brillen la paz, el trabajo y el respeto a toda persona. Una nación donde haya entendimiento, diálogo y consenso entre todos los hondureños, para que esta patria sea un lugar atractivo para vivir e invertir. Esto mandó el Señor Jesús: “Si al momento de llevar tu ofrenda al altar, te acuerdas que tu hermano tiene algo contra ti….deja tu ofrenda y vete a reconciliar con tu hermano”

A %d blogueros les gusta esto: