Arquidiócesis

La preparación prematrimonial: un pilar para el amor perpetuo

La preparación prematrimonial: un pilar para el amor perpetuo
Los noviazgos deberán siempre, dirigir su mirada al compromiso sacramental para buscar la santidad a través del matrimonio.
Oscar Josué Cerrato| http://www.suyapamedios.com
Uno de los momentos más importantes para una pareja de novios, es dar el paso importante para comprometerse ante Dios y optar por contraer matrimonio, lo que parece un reto en los tiempos actuales donde más bien, se evita la responsabilidad.

Estas posturas son las que se afianzan en la preparación previa al Sacramento, que es de vital importancia para entender lo que se hará.

Opciones La fe es de suma importancia para la vida de pareja y en ese aspecto Eusebio Pérez quien es coordinador del Movimiento Familiar Cristiano, asegura que como grupo tienen un fin único: ‘’ tratamos de impartirles una serie de temas que están facultados en una orientación de cómo poder llevar la vida de dos personas en una, por ejemplo: conocerse más para amarse mejor, cómo encontrar ese mecanismo a través del Diálogo y de una comunicación profunda’’. La opinión de Carla de Zambrano quien junto a su esposo asiste a ‘’Camino’’, uno de los grupos de crecimiento dedicado al matrimonio y a la unión familiar, es que ‘’las charlas prematrimoniales son de mucha ayuda porque nos hacen ver lo que uno hará de ahora en adelante y son una orientación fundamental parar guiar a los novios en el camino que Dios quiere para sus familias.’’

Importancia La preparación de una pareja de novios antes del matrimonio, es fundamental y así lo expone el Padre Juan Carlos Martínez, asesor de la Pastoral Familiar de Tegucigalpa: ‘’Los encuentros prematrimoniales son la propuesta que la Pastoral de la iglesia hace a los contrayentes para prepararlos al matrimonio y así, enfrentar y resolver las necesidades o problemas que la vida matrimonial pueda ofrecer’’. Para Cristina Medina, quien junto a su pareja ya meditan en un futuro no tan lejano celebrar el sacramento, tienen trazado un primer objetivo: ‘’ tener una familia y crecer tanto económica como espiritualmente juntos’’. Según Medina, las charlas irán guiando este caminar al afirmar que la preparación previa ‘’ayudará a aceptarnos tal y como somos, sin tratar de cambiar al otro, amar con todo y defectos’’.

Preparación La Iglesia ofrece diversas oportunidades para que las parejas realicen sus charlas preparatorias, una formación que se debe convertir más que en un requisito, en una inversión para la fe de ambos. Los noviazgos encaminados al matrimonio pueden acudir al Movimiento Familiar Cristiano, al grupo Camino, a Encuentro Católico para Novios o consultar en cada una de las parroquias, por la Pastoral Familiar que a través de sus catequistas, ofrece una formación integral para el Sacramento. Las charlas prematrimoniales, ayudarán a los novios a entender el valor de la unión sacramental, a fomentar el respeto y el amor en todo momento y a adquirir un compromiso verdadero como pareja y con Dios.

“Las charlas prematrimoniales nos pueden ayudar a sobrellevar el tema de comunicación, a no tenernos secretos y aceptarnos tal y como somos “
Cristina Medina
Joven en noviazgo

OPINIONES
Juan Carlos Martínez
Presbítero
• ‘’En las charlas prematrimoniales se abordan temas sobre comunicación, la economía y el manejo de la administración de la familia así como también, las situaciones en las diferentes etapas de familia que se viven como pareja: la venida de sus primeros hijos y otras etapas que deben ir atendiendo’’.

Carla de Zambrano
Grupo Camino
• “A las parejas jóvenes les digo: que tengan un encuentro con Dios y el los librará del enemigo y de todo lo que no edifique. Las charlas prematrimoniales son una Orientación fundamental parar guiar a los novios en el camino que Dios quiere para sus familias.’’

Eusebio Pérez
Movimiento Familiar Cristiano
• ‘’Se da una preparación previa al matrimonio con formación y testimonio que ayuda a las parejas de novios a tener un mejor conciencia de la importancia del paso que darán. Para que el amor conyugal pueda sostenerse es necesario estar cimentado en esa piedra angular que es Cristo nuestro señor’’.

A %d blogueros les gusta esto: