2018 Educación Enfoque Familia Iglesia Reflexión

Construir puentes de fraternidad es el mensaje de Francisco a los teólogos reunidos en Sarajevo.

Con motivo de la apertura de la III Conferencia Internacional de Ética Teológica que tiene lugar en Sarajevo, Bosnia y Herzegovina, del 26 al 29 de julio y cuyo tema es “Un momento crítico para la construcción de puentes: la ética teológica católica hoy”, el Papa Francisco envió un mensaje a los más de 500 teólogos de todo el mundo participantes que afrontarán cuestiones como el cambio climático y las migraciones.

Sarajevo es una ciudad de puentes. Su encuentro está inspirado en este motivo dominante que pone en guardia sobre la necesidad de construir en un ambiente de tensión y divisiones nuevos caminos de cercanía entre personas, culturas, religiones, visiones de la vida y orientaciones políticas”.

“El tema de su encuentro es un tema sobre el que yo mismo he llamado la atención: la necesidad de construir puentes y no muros. No dejo de repetirlo con la esperanza de que las personas, donde quiera que se encuentren, pongan atención en esta necesidad que es cada vez más reconocida, aunque a veces suscite resistencias y formas de regresión.

Sin renunciar a la prudencia, estamos llamados a reconocer cada signo y movilizar todas nuestras energías para remover los muros de la división y construir puentes de fraternidad por doquier en el mundo”.

Entre los puntos del encuentro que pretende “construir puentes en un tiempo crítico como el nuestro”, escribió el Papa, “ustedes han dado un sitio central al desafío de la ecología, puesto que algunos de sus aspectos pueden crear graves desequilibrios no solo en términos de las relaciones entre el hombre y la naturaleza, sino también entre las generaciones y las personas.

En relación con la manera en la que la ética teológica puede ofrecer una contribución específica, prosigue el Papa, “me parece penetrante su propuesta de crear una red entre personas y diferentes continentes con diferentes expresiones y modalidades que puedan dedicarse a una reflexión ética en clave teológica, en un esfuerzo para encontrar recursos efectivos.

El Papa animó a todos los participantes, “hombres y mujeres que trabajan en el campo de la ética teológica, a apasionarse por un diálogo de este tipo y a crear redes”.

Sus encuentros internacionales en Padua, en 2006, y en Trento, en 2010, sus encuentros regionales en diferentes continentes y sus diferentes iniciativas, publicaciones, actividades de enseñanza les han enseñado un estilo para compartir que, espero, pueda impulsarles a ser fructuosos para toda la Iglesia”.

A %d blogueros les gusta esto: