2018 Break Sin categoría

(NICARAGUA) Cardenal Brenes preside Misa de desagravio en Managua.

La Iglesia Católica ha sido una de las que más ha sufrido en los más de tres meses de crisis que vive Nicaragua y en donde los encuentros violentos han afectado muchos templos, hasta llegar a ser profanados en varias ocasiones. Una de estas capillas, es la de la Parroquia Jesús de la Divina Misericordia, donde hace algunos días se destruyeron imágenes sagradas, se dañó inmobiliario y se profanó el sagrario donde estaba Jesús Sacramentado.

DM NICARAGUA 2.JPG

Luego de ataques, balazos y hechos violentos, se logró una tregua con los grupos gubernamentales de choque, para dejar salir a las personas refugiadas en la Parroquia y se pudiera llevar a cabo una Eucaristía, en la que cientos de fieles rezaron y cantaron pidiendo el retorno de la paz para un país que ha sufrido mucho en el último tiempo.

DM NICARAGUA 3.JPG

En su homilía, el Cardenal Leopoldo José Brenes, instó a todos a seguir luchando pero regresando el mal a fuerza de bien, además señaló que estas cosas pasan cuando “somos casa de misericordia”. A pesar de sufrir ataques tan violentos como los vividos en los últimos días en Nicaragua, la orientación que él dio es que “las parroquias deben seguir siendo casas de misericordia”. Centenares de fieles participaron fervorosamente en la Eucaristía, en la que el Cardenal Brenes agradeció a todos los presentes por sus “oraciones, cercanía y acompañamiento” a los sacerdotes Raúl Zamora y Erick Alvarado, quienes junto a unos 150 estudiantes fueron atacados por más de 15 horas por policías y paramilitares el pasado 13 de julio de 2018.

DM NICARAGUA 4.JPG

A %d blogueros les gusta esto: